Matas dice estar sometido a un “juicio inquisitorial”

El expresidente del Govern Jaume Matas ha recriminado a través de su defensa estar sometido a un “juicio inquisitorial” en el marco del caso Palma Arena -que investiga un enriquecimiento presuntamente ilícito del exmandatario autonómico-, aseverando que “después de cinco años” de investigaciones “podemos concluir que ni se ha podido demostrar ni se demostrará” que el exministro se haya “apropiado de ningún fondo público”.

Así lo ha puesto de manifiesto, en un comunicado remitido a Europa Press, el abogado de Matas, Antonio Alberca, quien ha efectuado estas consideraciones a raíz de la denuncia presentada por la abogada María del Mar Herrero ante la Fiscalía Anticorrupción, en la asevera que el expresidente supuestamente transportaba dinero negro de la formación ‘popular’ en el maletero del coche oficial que utilizaba cuando era jefe del Ejecutivo balear.

Al respecto, el letrado ha negado que su patrocinado haya tenido competencia alguna sobre la financiación y la administración del PP balear, manifestando de esta forma la “falsedad del contenido” de la denuncia, en la que la abogada apuntaba que, a través de terceros y más en concreto del exasesor municipal Antoni Ensenyat, tuvo conocimiento de los hechos denunciados ante el Ministerio Público.

Alegando para ello que “ni el señor Antoni Ensenyat, jefe de protocolo en el Instituto de Estrategia Turística (Inestur) fue persona de confianza del expresidente de Baleares, ni viajó jamás en el coche oficial de don Jaume Matas, ni se le convoco a ninguna reunión con ningún abogado de éste”.

Los propios investigadores, según han señalado a Europa Press fuentes cercanas a las pesquisas, han restado credibilidad a estas acusaciones y, de hecho, han apuntado que no se ha llevado a cabo ningún tipo de diligencia al respecto, sino tan sólo el traslado de la misma que la Fiscalía dio al juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, para que el magistrado la tuviera en conocimiento.

ENSENYAT, DESTITUIDO COMO ASESOR POR EL ALCALDE DE PALMA

Se da la circunstancia de que Ensenyat fue destituido como asesor a finales de 2011 por el alcalde de Palma, Mateu Isern, al estar a punto de ser juzgado por malos tratos a su exmujer. Unos hechos por los que fue condenado a la realización de trabajos en beneficio de la comunidad tras declararse culpable de dos delitos de maltrato en el ámbito doméstico. La Fiscalía solicitaba inicialmente cuatro años de cárcel para el inculpado.

En el caso de Ensenyat, éste ocupaba el cargo de asesor de concejal de distrito si bien no asesoraba de forma directa al alcalde. Así, el acusado se encargaba de funciones relacionadas con la carta de servicios de las empresas concesionarias de las playas de Palma, así como de temas de seguridad y de la calidad del agua de las mismas. Su exmujer le denunció en noviembre de 2010 al poner de manifiesto que había sido agredida por él, y el PP le suspendió cautelarmente de militancia.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.