Decenas de atrapados en México y República Dominicana por la “quiebra” de Orizonia

Unos 30 estudiantes españoles permanecen ‘atrapados’ en Riviera Maya ante la reclamación del hotel en el que se hospedan de que cada uno debe abonar 1.000 dólares para poder dejar sus instalaciones, después de que Orizonia, mayorista del touroperador Solplan que organizó su viaje, se acogiera a la protección contra concurso de acreedores ante sus dificultades financieras.

Los jóvenes, alumnos de Fisioterapia de la Universidad Rey Juan Carlos I de Alcorcón (Madrid), han contacto con sus familiares a través de ‘Whatsapp’ para hacerles saber cómo es la situación, según informaron a Europa Press familiares de los estudiantes.

Las mismas fuentes han asegurado que se habían puesto en contacto con el Ministerio de Exteriores y que éste les había asegurado que ya había iniciado los trámites para mediar con la cadena hotelera.

Este hecho no es aislado tras la decisión de Orizonia este viernes de solicitar acogerse a la protección que le permite evitar el concurso de acreedores durante cuatro meses mientras negocia con acreedores e inversores.

Otros grupos de jóvenes que habían organizado sus viajes a México y Santo Domingo con touroperadores de Orizonia están sufriendo problemas para poder abandonar sus destinos de vacaciones.

Las cadenas hoteleras reclaman la factura de sus servicios ante el riesgo de que Orizonia no cumpla con sus compromisos, aunque los jóvenes ya hayan pagado los servicios en un paquete vendido por los touroperadores.

Orizonia indicó que la medida adoptada ayer estaba encaminada a permitir “la continuidad de la compañía”. No obstante, la aerolínea del grupo, Orbest, interrumpirá transitoriamente algunos de sus vuelos, por lo que mostró sus disculpas a los clientes que puedan verse perjudicados por esta circunstancia.

La páginas web de las empresas Solplan, Orbest, Vibo Viajes, TravelCar, Covaltour y Kaleidoscopio se encuentran desde ayer por la tarde temporalmente fuera de servicio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.