CGT advierte de un traspaso de carteras de clientes de Orizonia a Viajes Barceló

La central sindical en Barcelona CGT advierte que se estan trasladando trabajadores de la empresa Orizonia a centros de trabajo de Viajes Barceló con las carteras de clientes, de esta manera denuncia la central sindical se dejan a los 5000 trabajadores en una situación de indefensión de cara al futuro, ya que los activos, es decir las carteras de clientes, se están traspasando a otra empresa sin ninguna información y al más viejo estilo caciquil.

A través de los medios, es como los trabajadores están recibiendo la información que la empresa aún no ha facilitado a las organizaciones sindicales con representación en el grupo, denuncia CGT. Este hecho reviste aún más gravedad teniendo en cuenta que desde el día 6 de febrero se haya constituida una mesa de negociación con participación del conjunto de organizaciones sindicales para la negociación de una propuesta de viabilidad (ERTE) y da una idea de cómo se ha gestionado esta situación por parte de los propietarios de Orizonia.

Desde CGT reiteran su denuncia sobre el desprecio con el que se está tratando a un colectivo de cerca de cinco mil trabajadores que a fecha de hoy día 19 de febrero, desconocen ni tan siquiera si van a cobrar las nóminas correspondientes a este mes y mucho menos si van a mantener su puesto de trabajo, donde y de que manera.

El número de trabajadores que se pueden ver afectados por esta decisión es similar o superior al de los trabajadores de Iberia y contribuye al deterioro de la imagen de un sector como el turístico que se supone uno de los motores económicos del país.

CGT exigirá todas las responsabilidades legales tanto laborales como penales que considere oportunas, ante una situación que abocara al paro a miles de trabajadores. Consideramos que se está jugando con las condiciones de vida de estas familias como en un tablero de ajedrez en el que los gestores de Orizonia, los supuestos compradores de Orizonia, Globalia, La Comisión Nacional de la Competencia y las instituciones políticas no han podido o no han querido posibilitar una solución que salvaguardase los puestos de trabajo y el mantenimiento de la actividad.

Para CGT “ahora a los trabajadores de Orizonia no nos queda otro camino que el de la denuncia pública y la movilización para que la sociedad sea consciente de este nuevo escándalo y de las palabras vacías de políticos, empresario e instituciones financieras, que a la hora de la verdad no dudan en cargar el peso de su irresponsablidad, cuando no mala fe, en los trabajadores”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.