La demolición del Palacio de Congresos costaría 28,6 millones

El Ayuntamiento de Palma calcula que la demolición de Palacio de Congresos tendría un coste de 28,6 millones de euros, si bien a esta cifra habría que sumar el de la obra ya ejecutada por lo que el coste total ascendería a 108,6 millones de euros.

Así lo han anunciado el teniente de alcalde de Turismo, Álvaro Gijón y el teniente de alcalde de Infraestructuras y Coordinación Territorial, Sebastià Sansó, quienes también han apuntado que, por otro lado, el coste de acabar con las obras sería de 31 millones.

Además, han señalado que este informe, cuya elaboración no ha supuesto ningún coste, lo han realizado a petición de MÉS. No obstante, han insistido en que el equipo de Gobierno no se ha planteado “ni por asomo” derribar esta infraestructura, cuyo grado de ejecución es actualmente del 80 por ciento.

Gijón ha hecho hincapié en que ésta es la única infraestructura de la comunidad que generará ingresos a partir del día siguiente a su apertura y que, por tanto, ayudaría a alargar la temporada turística.

SIN FECHA PARA REANUDAR LAS OBRAS

El teniente de alcalde de Turismo ha admitido que todavía no tienen “una fecha encima de la mesa” para reanudar las obras. Sin embargo, ha calculado que serán 100.000 los congresistas que habrá cada año “a partir de un rodaje de tres o cuatro años”.

Según ha ejemplificado Gijón, derribar el Palacio sería como si un particular decide construir una casa en un solar y como no puede acabarla opta por demolerla y quedarse con el solar.

El teniente de alcalde ha detallado que hay 35 millones de euros de obras ejecutada y no pagada y 30 millones de euros para finalizar la obra. En este sentido, ha apuntado la posibilidad de negociar con Acciona para “ponernos al día de la deuda, no pagar por certificación y poder terminar la obra” puesto que “a Acciona también le interesa flexibilizar la obra”.

“LO QUE TIENE QUE FUNCIONAR ES EL PALACIO”

Por otro lado, ha recordado que Cort se plantea la posibilidad de separar el hotel del palacio, de manera que la venta del hotel “libere” la cantidad de dinero necesaria “para hacer frente al resto”. “No se adjudicará la venta del hotel si no está resuelta la adjudicación del palacio porque lo que tiene que funcionar es el palacio”.

Además, ha declarado que si al final se produce la venta del hotel se realizará una subasta pública porque “interesa obtener el máximo de dinero”.

Sobre la posibilidad de blindar el hotel planteada por la portavoz del PSIB en Cort, Aina Calvo, Gijón ha apuntado que se podría alcanzar un “compromiso” entre los dos partidos mayoritarios para que el hotel continúe siendo hotel y no pase a tener un uso residencial.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.