Rubalcaba resalta el fracaso de la política económica de un Rajoy acechado por Barcenas

“Recesión, desempleo y desigualdad”, así define el año de Gobierno de Rajoy el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, al hacer balance de la política económica aplicada por el PP. En su intervención en el debate sobre el estado de la nación, el líder del PSOE denunció el “camino del ajuste radical mediante recortes brutales y arbitrarios en gastos sociales” emprendido por Rajoy, olvidándose de las políticas de crecimiento.

“Seis millones de trabajadores, sin trabajo. La quinta parte de los españoles, en riesgo de pobreza. 33.000 empresas cerradas en 2012. Ocho millones de pensionistas obligados por primera vez a pagar por sus medicamentos. Millones de ciudadanos que han dejado de creer en la política. Este es el estado real de la nación en febrero de 2013″; así comenzó su intervención Rubalcaba, tras subrayar que muchos españoles miran a los políticos con desconfianza, y señalar la responsabilidad que supone que la ciudadanía “espera que estemos a la altura de sus inquietudes y de los problemas de España”.

Para Rubalcaba, el fracaso de la política económica de Rajoy conlleva sumar a la crisis económica una crisis social y política. Así, denunció que son casi un millón de puestos de trabajo destruidos durante su gestión: “uno de cada cuatro trabajadores, sin trabajo; uno de cada dos trabajadores jóvenes, en paro”, dijo.

“Y de la mano del paro masivo, en España ha reaparecido la pobreza”, denunció: “un millón y medio de familias en las que ni uno solo de sus miembros recibe ya ninguna clase de ingresos”, lamentó el líder del PSOE, para resumir que “quien más sufre esta situación son los jóvenes, los parados de más de 50 años y las mujeres”, alertando de que especialmente al debilitar el Estado Social, el gobierno “pretende cargar sobre las mujeres las tareas que ya no van a hacer los poderes públicos”.

Todo está peor que hace un año
“La realidad es que nada está mejor que hace un año y todo lo importante está peor”, señaló. “La preocupación de hace un año, hoy es angustia. Y la incertidumbre, desesperación”, sentenció Rubalcaba. “En solo catorce meses, usted, Sr. Rajoy, ha destruido el capital político que le dieron las urnas. Nunca ha habido un gobierno con una mayoría parlamentaria tan grande y con una debilidad tan alta. Y es que una gran mayoría de españoles ya han visto bastante como para no esperar nada de su gobierno”, subrayó el líder del PSOE. “El resultado de quince meses de gobierno del PP es un país empobrecido, una población indefensa, una España entristecida”, señaló, convencido de que con la gestión de Rajoy, “la España que salga de la crisis será más injusta, más pobre y más inhumana”.

“Hoy viene a esta cámara a decirnos dos cosas: no apliqué mi programa, sino mi deber, y a partir de ahora, otro Rajoy. Es decir, ha venido a reinventarse. Usted no sabía nada, usted se lo encontró todo fatal”, ironizó Rubalcaba. “Usted pretende que creamos que hay un nuevo Rajoy como si no hubiera pasado nada ¿Y qué pasa con los derechos de los trabajadores? ¿Qué pasa con los pensionistas y el copago? ¿Y qué pasa con los colectivos que no están en la Sanidad Pública? ¿Y qué pasa con la Ley Wert? ¿Y con las becas y las tasas?”, preguntó el dirigente socialista. “Si quiere reinventarse, rectifique y corrija sus reformas; nada de esto era inevitable, lo ha hecho porque ha querido”, criticó a Rajoy.

Rubalcaba se mostró muy crítico con la reforma laboral aprobada por el PP. “Hasta ahora, más de dos millones de trabajadores se han quedado sin un convenio colectivo que les ampare”; “el Gobierno del PP se ha cargado 30 años de diálogo social y 30 años de solución negociada de los conflictos laborales”, dijo.

SNS por Ley y garantizar la educación pública
Rubalcaba también denunció los recortes en Sanidad y Educación. Sobre el “negocio de la Sanidad” que impulsa el PP con un modelo de la doble red sanitaria –“para que los hospitales privados atiendan a enfermos baratos y la red pública a los caros, los mayores y crónicos”-, subrayó que “han expulsado a colectivos enteros de la cobertura sanitaria; han impuesto el copago de los medicamentos y han reducido las prestaciones del sistema”.

Para hacer frente a la crisis de la sanidad, apostó por garantizar por Ley un Sistema Nacional de Salud. “El Sistema Nacional de Salud ha sido una conquista colectiva y no debería estar sometido ni a vaivenes políticos, ni a la jurisprudencia o el arbitraje del Tribunal Constitucional”, explicó; “deberíamos garantizar por Ley un SNS financiado íntegramente por impuestos, universal, sin barreras de acceso, descentralizado, pero que garantice la plena movilidad de pacientes y profesionales, garantizar que una parte del PIB se dedique obligatoriamente a sanidad”. También defendió implantar la financiación selectiva de medicamentos: “Permitir la subasta de medicamentos como fórmula para ahorrar, para pedirle a la industria farmacéutica un esfuerzo en vez de pedir el copago a los pensionistas”. Rubalcaba advirtió de que “si se empeñan en continuar privatizando hospitales, nosotros emplearemos todos los medios a nuestro alcance para impedirlo, y cuando gobernemos de nuevo, los volveremos a haremos públicos”; también reafirmó su compromiso con los pensionistas y con los colectivos excluidos de la Sanidad pública.

Respecto a la Educación, resaltó la ruptura del consenso esencial que suponía “la educación como el principal instrumento de la igualdad de oportunidades”, aplicando “la concepción que tiene el PP de la educación: segregar y discriminar”, que con la llamada Ley Wert “crea una escuela pública de segunda”. “Lo que necesitamos es más educación y no menos, más universidad y no menos, más formación profesional y no menos, más profesores y no menos”, repasó. “El sistema educativo no necesita una nueva ley que lo ponga todo patas arriba”, dijo, y se refirió al consenso educativo que empezaban a dar buenos resultados, acordado con todas las CCAA.

Desahucios
Sobre los desahucios, Rubalcaba recordó que “intentamos llegar a un acuerdo con el gobierno y no pudo ser. Ahora tenemos una nueva oportunidad. Y yo les digo que no podemos desperdiciarla. Tenemos que hacer una nueva ley hipotecaria que resuelva la angustia de muchas familias y que evite que volvamos a caer en situaciones como las que estamos vivienda. Una nueva Ley hipotecaria que contemple de entrada una moratoria para que no haya desahucios mientras la nueva ley no entra en vigor y no se desarrolla”.
El líder socialista hizo hincapié en que es una tarea compartida; “La experiencia demuestra que cuando hemos tenido que abordar tareas como estas, las hemos compartido entre los grupos parlamentarios, en esta Cámara, fuera de esta Cámara, con los agentes sociales, las CCAA y hemos dado respuestas compartidas porque estamos en una situación de emergencia nacional”. Así, ha apostado por “intentar un acuerdo ambicioso, un acuerdo nacional el empleo y la cohesión social, un acuerdo capaz de sumar todas las voluntades”.

Por otro lado, Rubalcaba se ha referido a la pobreza para afirmar que “una sociedad en la que cada día hay más personas que tienen que buscar comida en los cubos de basura no puede sentirse bien consigo misma”. Por ello, ha propuesto dotar en esta Cámara un Fondo de 1000 millones de euros para atender a las familias y personas en esta situación y renovar la confianza en las ONG y darles los recursos necesarios para combatir la pobreza.

Hacer frente a la corrupción. Bárcenas y el PP
“La corrupción es veneno para la democracia”, aseguró Rubalcaba, que se comprometió a combatirla, convencido de que es una de las causas principales de la desafección política, aunque reprochó a Rajoy que “en todo el discurso, la única vez que nos habla de acuerdo ha sido justamente cuando habla de corrupción” y lo haga “porque es el que le interesa a usted y no al conjunto de los españoles”.

“La mezcla de paro masivo, empobrecimiento del país, aumento de la desigualdad y un escándalo que contamina al partido del gobierno, es explosiva para nuestro sistema político”, explicó Rubalcaba. “Vivimos estas semanas bajo el impacto de indicios fundados de la existencia de financiación irregular del PP en los últimos veinte años”, recordó; “Un gravísimo caso de corrupción que merecía un esfuerzo de explicación y de transparencia; una reacción ejemplar y creíble. No ha sido así”.

“Usted, Sr. Rajoy, es el mismo que dijo que siempre estaría al lado del Sr. Camps; que puso como modelo de gobernante al Sr. Matas y el que anunció enfáticamente: ‘nadie podrá demostrar nunca que el Sr. Bárcenas no es inocente’”, fue repasando el líder socialista, que llamó la atención a Rajoy sobre el hecho de que “sobre esta Cámara ha revoloteado un nombre que usted no ha pronunciado: Bárcenas”

“¿Cree usted, Sr. Rajoy, que puede gobernar durante tres años en plena crisis pendiente cada mañana de que al Sr. Bárcenas le entre un ataque de sinceridad?”, preguntó al Presidente del Gobierno. “Yo creo que no”, subrayó, para argumentar que “a la crisis económica, social y política ha añadido una crisis de moral pública”, y “por eso le he pedido que abandone la Presidencia del Gobierno y dé paso a otro Presidente”, porque “creo que es lo mejor para España”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.