USO acusa a Barceló de negociar la compra de parte de Orizonia sin “ética profesional”

El coordinador de USO, Jaume Grimalt, ha criticado este miércoles la “falsa venta” de Orizonia “que ha pasado a un ERE extintivo en una semana” y ha acusado al Grupo Barceló de negociar la compra de una parte sin “ética profesional”.

Tras reunirse con la directora general de Trabajo y Salud Laboral del Govern, Juana Campos, que ha recibido a los trabajadores de la compañía, Grimalt ha estimado que de los trabajadores de Vibo (antes Viajes Iberia) “se salvarían menos de 50 en Baleares”.

Grimalt ha censurado que la “falta de ética profesional absoluta” de Barceló porque los trabajadores de Vibo que se quedasen lo harían “sin antigüedad y con una disminución del 20% del salario”.

Así, ha dicho que “está claro que aquí hay mucho usurpador y sinvergüenza” y, a este respecto, ha añadido que “alguien está jugando sucio y muy sucio”.

La representante de CCOO Carmen Díaz ha coincidido con el representante de USO al tildar de “extraño” que Globalia le quitara un precontrato al Grupo Barceló -“que ahora parece que va a comprar la parte que le interesa, la línea aérea”- y que invirtiera 15 millones de euros en la compra de la división hotelera de Orizonia que gestiona edificios en alquiler, Luabay.

“Se ha llevado cada una lo que le interesaba y se han quitado un competidor de golpe y porrazo”, ha manifestado Díaz, que ha asegurado que “no hay que ser ni economista, ni ministro”, para que estos hechos resulten “especialmente sospechosos”, aunque ha añadido que esperará a conocer el resultado de la Mesa de negociación en Madrid.

Por su parte, Campos ha afirmado que el Govern balear “hará todo lo que pueda” por ayudar a los trabajadores y se ha comprometido a poner el caso en manos de la dirección general de Ocupación de Madrid, que tiene la competencia al haber muchas Comunidades Autónomas afectadas.

La directora general de Trabajo -que ha señalado que espera que se consiga “la recolocación efectiva de trabajadores”- ha recordado que la información del ERE extintivo aún no se ha presentado, por lo que “hay que esperar”, aunque ha añadido que “es evidente que si se queda alguien fuera se pondrá al SOIB en marcha para recolocar a los trabajadores”.

Respecto a las posibles irregularidades en la venta de Orizonia que han reprobado los sindicatos, Campos ha dicho que el Govern “no quiere manifestar nada que no se pueda probar”, así como que “los trabajadores tienen un temor de perder su trabajo y que es muy comprensible que estén nerviosos”.

No obstante, ha anunciado que el Govern va a estudiarlo “haciendo gestiones en el Ministerio de Economía y a través de la abogacía para asesorar a los trabajadores”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.