Orizonia no destinará los 9 millones que tiene en depósitos a pagar nóminas

Orizonia tiene en la actualidad nueve millones de euros en caja, en su mayoría, unos ocho millones de euros correspondientes a depósitos, motivo por el que no puede destinarlos al pago de las nóminas pendientes de sus trabajadores, según informaron fuentes sindicales a Europa Press.

Así se lo transmitió a los sindicatos tras la reunión mantenida con la dirección de la compañía este miércoles el representante del fondo de capital riesgo Carlyle (propietario de la compañía), Pablo Bieger, que explicó que no pueden arriesgarse a realizar el pago de las nóminas ya que podrían incurrir en un “delito”.

Durante dicha reunión, Orizonia y Carlyle transmitieron a los representantes sindicales las operaciones que se están llevando a cabo, entre ellas las compras de Barceló, que consideraron “determinantes” para la liberación de activos e ingresos económicos con el fin de destinarlos “con prioridad” al pago de las nóminas, movimiento que los sindicatos consideraron como “negociable”.

La dirección de Orizonia, les comunicó que el preacuerdo alcanzado contempla la compra de Orbest Portugal, filial de la aerolínea en el país luso, que cuenta con una plantilla aproximada de 180 trabajadores, y con 155 oficinas de Vibo, que emplean a 350 trabajadores, así como extender ofertas adicionales de empleo a unos 350 trabajadores.

El principio de acuerdo entre Barceló y Orizonia supondría salvar unos 880 empleos, de los 5.000 trabajadores que el grupo turístico tiene en plantilla, a los que habría que descontar los 700 de su división hotelera, que se integrará en Globalia, es decir el 31,6% de la plantilla.

LOS AFECTADOS POR EL ERE SE REDUCEN A 3.000

Por su parte, los sindicatos UGT y CC.OO. exigieron agilizar lo “máximo posible” los trámites del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a unos 3.000 trabajadores, así como que se garantizaran el abono de las nóminas de febrero y el cierre inmediato de todas las oficinas de Vibo.

Precisamente este mismo jueves Orizonia ha dado la orden de que se cierren al público todas las agencias Vibo Viajes (antes Viajes Iberia), con 950 agencias entre España y Portugal, hasta que se aclare la situación de preconcurso de acreedores en que se encuentra la compañía desde hace una semana.

El capital de Orizonia se reparte entre Carlyle (55%); Vista Capital (36%), la sociedad de capital riesgo del Banco Santander, y ICG (5%), con un 4% en manos de directivos del grupo.

REUNIÓN “TÉCNICA”

Asimismo, fuentes sindicales señalaron a Europa Press que se volverá a celebrar una nueva reunión “más técnica” este jueves por la tarde para abordar el ERE previsto para unos 3.000 trabajadores de la compañía y estudiar las “mejores” vías jurídicas al encontrarse en preconcurso de acreedores.

En el encuentro los sindicatos transmitirán a la dirección de la empresa que volverán a convocar protestas contra la situación económica actual de Orizonia, como la programada para este viernes frente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la solicitud de “agilizar” el pago de las nóminas y su intención de marcar los ritmos de las próximas reuniones.

En el inicio de la próxima semana se volverán a reunir previsiblemente ambas partes para conocer de manera más “oficial” las condiciones y el número definitivo del ERE que rondará los 3.000 despidos tras las últimas operaciones anunciadas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.