Josep Pons desmiente que vaya a ser juzgado y acusa a UGT de manipular la información

Josep Pons Irazazabal, el que fuera embajador en Viena y presidente del Mallorca, ha emitido un comunicado desde Pekín, en el que niega la información facilitada por UGT y reitera su inocencia respecto a los hechos alegados en la demanda de carácter laboral, presentada mucho después de que hubiese dejado su cargo de embajador en Viena.

Pons afirma no haber mentido en la rueda de prensa del 21 julio de 2010 ya que no había en aquel momento ninguna demanda ni ninguna denuncia presentada contra su persona tal y como recuerda la propia
UGT en su listado de los hechos y constata que lo único que ha hecho el tribunal de Viena (equivalente a nuestra Audiencia Provincial) -que no el Supremo- es rechazar el recurso de Pons que cuestionaba la competencia del Juez de lo Social de Viena, no ha entrado a juzgar los hechos ni el fondo de la demanda. “No ha habido hasta
ahora ninguna sentencia, y, por supuesto, nada condenatorio”.

Jose Pons al mismo tiempo desmiente otro de los puntos afirmados por UGT, y reitera que no tiene que sentarse en ningún banquillo de
los acusados. No hay ni ha habido ningún proceso penal contra él. Sólo tiene una demanda civil en el ámbito laboral con una petición de indemnización de 3.000 euros.Por tanto “en este sentido, es absolutamente rechazable que el comunicado de UGT hable de delito así como la permanente manipulación de la información”.

Pons reitera su confianza en que la Justicia terminará por reconocer la falsedad de las alegaciones de la demandante, Fernández Lara, y por último acusa de manipulación sesgada la información enviada por el sindicato, “la ocultación de datos básicos y la invención de actos inexistentes fueron descritos en la sentencia de un juzgado de Palma que, el pasado un año, condenó al dirigente de UGT por intromisión ilegítima en el derecho fundamental al honor”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.