Nadal jugará las semifinales del Abierto de México

Rafa Nadal se clasificó para las semifinales del Abierto Mexicano de Tenis Telcel, al imponerse al argentino Leonardo Mayer con parciales de 6-1 y 7-5.

Rafa se medirá ahora por el pase a la gran final a Nicolás Almagro, ante quien tiene récord de 8-0, seis de los enfrentamientos fueron en arcilla y dos en canchas duras. Ambos saben lo que es ganar este torneo, aunque Rafa lo hizo en 2005, y Almagro lo consiguió en 2008 y 2009.

Nadal puso eufóricos a los miles de asistentes que coparon las gradas del estadio de este certamen, pues sacó varios tiros que sólo podían provenir de la raqueta del mejor arcillista de la historia, superficie en la que acumula 37 títulos (su récord en finales en arcilla es 37-5). En esos momentos celebró “a lo Nadal”, con el puño cerrado y la rodilla levantada, apoyado por los gritos de la afición, encantada por el espectáculo que estaba presenciando.

Mayer fue un rival digno para Nadal, hizo lo que pudo, pero no le alcanzó para poner en aprietos al hombre que tiene récord de 237-10 sobre canchas de polvo de ladrillo. Nadal concluyó el partido con cuatro servicios “ace” y sin dobles faltas, mientras que Mayer logró cinco saques directos, pero cometió seis dobles faltas. Mayer tuvo dos oportunidades de quebrar el saque de Rafa, pero en ambas ocasiones Nadal salió del atolladero.

Mayer comenzó nervioso el encuentro, sin embargo para el segundo logró mejorar su tenis y llevar los cartones parejos hasta el undécimo “game”. Nadal estaba al acecho, buscando las líneas para poner la pelota lo más lejos del argentino. Y tuvo su recompensa en el juego 12. El marcador indicaba 6-5 para el español, que simplemente aprovechó la oportunidad que le cedió Mayer para amarrar el triunfo en 1:41 horas.

Al final del encuentro, Rafa comentó sobre el duelo de este viernes y del desempeño que tuvo ante Mayer: “No soy favorito (ante Almagro) después de tantos meses sin competir, pero lo voy a intentar. He jugado bien, estoy disfrutando de jugar al tenis otra vez, me siento libre de correr, no al cien por ciento, pero sin tener que acordarme de la rodilla. Pero lo más importante es que haya más días buenos que malos”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.