Nadal y Ferrer se enfrentarán en la final mexicana

Rafa Nadal le ganó a Almagro y se encontrará con David Ferrer en la final soñada en Acapulco. El triunfo del mallorquín se dio por 7-5 y 6-4 en una hora 49 minutos donde los aficionados corearon cada punto de los protagonistas de la noche. La eficacia de Nadal en todos sus golpes dejó impresionado al público y ahora deberá encarar su primer partido contra un top ten desde que regresó a las canchas.

La de este sábado será la segunda final de Nadal en igual número de apariciones en este certamen. La primera la ganó hace ocho años al vencer a su compatriota Albert Montañés. Ahora buscará la segunda corona aquí ante su compatriota David Ferrer. Con la victoria, Rafa alargó además su dominio sobre Nico, sobre quien tiene números de 9-0 después de este resultado.

Nadal busca su título 38 en arcilla. En finales, solamente tres jugadores han conseguido derrotar a Rafa en esta superficie: Roger Federer, Novak Djokovic y hace unas semanas el argentino Horacio Zeballos se sumó a esa reducida lista. Nadal llegó a esta semifinal con 20 sets ganados, de 22 disputados, y con esta victoria alargó a 9-0 su marca de victorias en este certamen. Ante Ferrer se ha enfrentado en 20 ocasiones, y solamente ha sucumbido en cuatro.

Nadal y Almagro ofrecieron un buen espectáculo. Se entregaron al máximo en la cancha, lo que les fu reconocido por la afición. Nico comenzó a tambor batiente, seguro con su primer servicio, lo mismo que Rafael. Con su revés cruzado logró hacer daño varias veces, al poner la pelota justo en las líneas, donde la raqueta de Nadal no las alcanzaba. Y su esfuerzo lo llevó a conseguir un set point (5-4), pero Nadal salió avante e igualó el marcador. Y en su siguiente turno al saque de Nicolás, un pestañeo bastó para que Rafa se pusiera 6-5 y cerrara al servir con seguridad.

Almagro abrió el segundo set sin complicaciones y logró el 1-0 con una bola profunda que Nadal intentó alcanzar, tras lo cual la rodilla izquierda, en la que luce un vendaje, pareció molestarle. Pero salió con el mismo ímpetu para continuar el encuentro, decidido a asegurarlo.

Nico parecía desconcertado ante la precisión de los tiros de Nadal, quien así, luego de batallar durante casi dos horas, logró el rompimiento sobre el saque del rival en el noveno juego y sólo evitó errores en el décimo para definir. “Intenté hacer mi tenis, como cada vez que juego contra él, pero no fue suficiente, demostró por qué es el mejor sobre tierra batida… desperdicié la bola de set que tuve a favor y creo que él es justo vencedor”, comentó Almagro al final.

Por su parte Nadal se dijo feliz de estar en la final y agregó que ante el conocimiento que tiene del rival, sabe lo que tiene qué hacer para tener opciones de sumar su segundo triunfo en Acapulco y segundo después de siete meses de inactividad por la lesión en la rodilla izquierda.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.