La producción de vino en Baleares creció un 5,3% en 2012

La producción de vino en Baleares creció un 5,3% durante 2012 respecto al año anterior, alcanzando los 48.770 hectolitros de vino, de los que 28.135 se amparan bajo las Denominaciones de Origen Binissalem y Pla i Llevant, y el resto, 20.634 hectolitros, se etiquetarán como Vino de la Tierra, que en su mayoría es de Mallorca.

Según ha destacado la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio en un comunicado la vendimia de 2012 fue muy buena “gracias a las buenas condiciones climatológicas y al buen estado fisiológico de la vid durante el año pasado, lo que hace pronosticar una añada de gran calidad”.

El ligero incremento respecto a 2011 se debe a la entrada en producción de un centenar de hectáreas más de viñedo destinadas a Vino de la Tierra, algunas de las cuales son de nueva plantación y otras recuperadas.

De esta forma, el año pasado hubo 1.248 hectáreas de viñedo en Baleares destinadas a producir uva para vinos con Denominación de origen y Vino de la Tierra, que han producido un total de 7.505.898 kilos de uva, un 3, 5% más respecto a 2011.

La última cosecha ha sido, en cuanto a volumen, la segunda más elevada de los últimos diez años, solo por debajo de la de 2010 cuando se produjeron 8.338 toneladas de uva, gracias a las lluvias abundantes caídas durante las estaciones de primavera y verano.

Respecto a las Denominaciones de Origen, la de Binisssalem ha elaborado 17.040 hectolitros de vino, un 0,24% más que el año anterior, mientras que Pla i Llevant ha disminuido ligeramente con 11.095 hectolitros de vino elaborados, que representan un 1,56% menos.

En cuanto a Vino de la Tierra, el de Mallorca continúa liderando la producción con 17.528 hectolitros, un 17% más respecto a 2011.

En relación a los tipos de vinos, la gran mayoría es negro, en concreto 28.179 hectolitros, un 3,6% más que en 2011, que se destinará tanto a vino joven como a vinos para crianza y reserva.

Los vinos tintos han sido elaborados en su mayoría a partir de viñedos de variedades de uva autóctonas, como el manto negro o el Callet, pero también de foráneas, en especial de Cabernet Sauvignon, Tempranillo o merlot, entre otras más minoritarias.

La Conselleria de Agricultura ha subrayado el incremento del 14% en la elaboración de vino rosado, que alcanza los 7.393 hectolitros, fruto del aumento de la demanda de este tipo de vino en el mercado, así como que también ha crecido ligeramente la elaboración de vino blanco, un 4,3%, con un total de 13.196 hectolitros.

Cabe recordar que esta vendimia ha sido la primera en la que ha sido autorizada la elaboración de Vino de la Tierra de Mallorca a partir de uvas de las variedades blancas “giró rubio y viognier y de la negra gorgollassa”, autorizadas por el Govern desde el verano pasado.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.