Habrá que cotizar 35 años para jubilarse

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto-ley de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo y evitar la discriminación por edad en el empleo.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado que, por primera vez, se adoptan conjuntamente medidas en el ámbito de la Seguridad Social, y en las políticas de empleo “para favorecer la transición entre la vida activa y la jubilación”.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha manifestado que el objetivo del Gobierno es “aproximar la edad real de jubilación a la edad legal, hacer que la jubilación anticipada se reserve para los trabajadores con largas carreras de cotización e introducir mayor permeabilidad y convivencia entre la vida activa y la vida pasiva, es decir entre la pensión y el salario”.

La ministra ha señalado que uno de cada dos trabajadores accede a la jubilación antes de alcanzar la edad legal, lo que supone un coste para la Seguridad Social de 7.000 millones de euros al año.

El Real Decreto-Ley aprobado hoy eleva la edad de jubilación anticipada voluntaria progresivamente de los 63 años actuales a los 65 en 2017, y la de la jubilación involuntaria anticipada pasará de 61 años a 63 en el mismo año. Se fija un periodo mínimo de cotización de 35 años en el caso de la voluntaria y de 33 en el de la forzosa.

Respecto a la jubilación parcial, Báñez ha explicado que tiene un coste para el sistema de 2.690 millones de euros al año. Por ello considera que debe reconducirse a los objetivos para los que se creó: facilitar la transmisión intergeneracional de conocimiento. Para ello se limita al 50% la reducción máxima de la jornada con carácter general y se elevará el periodo mínimo de cotización del trabajador hasta los 33 años.

La novedad más importante que introduce el texto, según la ministra, es la posibilidad de compatibilizar trabajo y pensión. Así se abre la posibilidad de trabajar, tanto por cuenta ajena como propia, a tiempo completo o parcial percibiendo el 50% de la pensión, siempre y cuando se haya alcanzado la edad legal de jubilación y el 100% de la base reguladora.

Por otra parte, para evitar la discriminación de edad, el Real Decreto-Ley, establece medidas para desincentivar los despidos colectivos de mayores de 50 años.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.