El impuesto sobre envases costará 153 euros al año a cada familia de Baleares

El nuevo impuesto sobre los envases costará 153 euros al año a una familia de cuatro personas de Baleares, un gasto añadido al difícilmente las más desfavorecidas podrán hacer frente, tal y como ha constatado el grupo parlamentario MÉS per Mallorca, que ha reclamado su retirada puesto que “grava directamente sobre productos básicos” como son el agua, la leche o los zumos.

Así lo han destacado en rueda de prensa el portavoz de la coalición, Biel Barceló, y la diputada Joana Lluïsa Mascaró, quienes se han referido a un estudio realizado por Industrias de Mallorca en el que se pone de manifiesto que dicho gravamen costará más a los ciudadanos de lo que están pagando por los residuos sólidos urbanos.

Según este informe, una botella de agua de 1,5 litros costará un 28% más y una de refresco de 2 litros un 11% más al aplicar el nuevo ‘impuesto verde’. Del mismo modo, una familia de cuatro personas que consuma tres litros de agua envasada al día de 1,5 litros, pagará unos 75,60 euros más al año.

En este sentido, Mascaró ha anunciado que MÉS presentará una enmienda a la totalidad de devolución a los impuestos propuestos por el Govern al considerar que son “injustos” porque incumplen “el principio constitucional de la progresividad y gravan igual por una botella de agua o leche que por una botella del mejor whisky”.

Además, la coalición ha presentado una serie de enmiendas parciales a los tres impuestos con “alternativas” que son “más justas y con mayor capacidad de recaudación”, ha asegurado.

En este sentido, la diputada de MÉS ha explicado que su grupo plantea que el 50% de los recursos generados del impuesto sobre grandes superficies se destine a la modernización del comercio urbano, y que el otro 50% a la mejora del entorno y del territorio.

En cuanto al impuesto sobre el alquiler de vehículos, la coalición propone que esta nueva medida impositiva sea sustituida por un impuesto de estancias turísticas, de modo que “lo tengan que pagar todos los turistas” y que permitirá recaudar un mínimo 70 millones de euros al año.

Por último, la diputada nacionalista ha explicado que, como alternativa al impuesto sobre los envases, plantean la aprobación de un impuesto ambiental, que permitirá recaudar más dinero “sin afectar a los bolsillos de los ciudadanos”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.