El TSJIB nombra a Mauricio Rovira del Consell, responsable de demoler las casas de Ses Covetes

El Tribunal de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha decretado el cese del alcalde de Campos, Sebastián Sagreras, como responsable de la ejecución de la sentencia que obliga a demoler las viviendas de Ses Covetes y ha designado a un comisario para llevar a cabo esta actuación, que será Mauricio Rovira, en su condición de presidente de la Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística y Territorial de Mallorca.

En un auto judicial, el Tribunal ordena a Rovira que disponga lo necesario para que la empresa Tragsa inicie de manera inmediata las obras de demolición de las citadas casas, procediéndose seguidamente a la restitución de los terrenos a su estado natural, todo ello de acuerdo con el proyecto elaborado por técnicos de la Dirección General de Arquitectura del Govern y presentado a la Sala del TSJB por el Ayuntamiento de Campos el 26 de febrero de 2013.

Asimismo, señala que la dirección facultativa de las obras contempladas en el proyecto corran a cargo de la arquitecta superior Yolanda Garví, quien pasa a depender funcionalmente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJB.

Por otro lado, la Sala señala que, pese a que el Govern va a asumir las tres cuartas partes del coste de la demolición y restitución de las tierras, “el coste real de la operación corre a cargo del Ayuntamiento de Campos, lo que ha de tenerse muy presente por si acaso superase el coste presupuestado de la citada operación”.

Cabe recordar que este lunes, el conseller de Urbanismo y Territorio del Consell de Mallorca, Mauricio Rovira, y el alcalde de Campos firmaron el convenio de colaboración que autoriza a la Agencia de la Protección de la Legalidad Urbanística y Territorial de Mallorca a ejecutar la demolición de las edificaciones de Ses Covetes, ordenada por el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) y que tendrá un coste de 452.060 euros.

Así, el Consistorio de Campos ha ingresado en el momento de la firma del convenio el citado importe, que corresponde a la totalidad de los gastos derivados de la ejecución de las obras de demolición y restitución.

El acuerdo, que ha sido aprobado antes de la firma por el Consejo de Dirección de la Agencia de la Legalidad Urbanística, articula que este organismo autónomo del Consell de Mallorca hará efectivo el derribo y la restitución de los terrenos de Ses Covetes a su estado original.

Por su parte, el protocolo contemplaba que el Consistorio de Campos tramitará y aprobará, sin coste para la Agencia, el proyecto de demolición y restitución de las viviendas, así como sus posibles modificaciones y lo pondrá en conocimiento de los órganos sectoriales competentes, para que, si procede, puedan formular alegaciones ante el Tribunal Superior de Justicia.

También señalaba que deberá solicitar a la Sala Contenciosa Administrativa del TSJB autorización para que la ejecución de la sentencia del 29 de mayo de 2007 pueda llevarse a cabo mediante este convenio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.