Huelga y manifestación en la enseñanza pública balear

La comunidad educativa se manifestará este miércoles en Plaza España en contra de “la austeridad y la represión” en la segunda jornada de huelga que se celebrará tras la del pasado día 13, que tuvo un seguimiento del 23,2% según el Govern y del 40% según los sindicatos.

El STEI-i, UGT, ANPE y CCOO, junto con la Confederación de Padres y Madres y la Plataforma de Estudiantes celebrarán esta segunda jornada de huelga en favor de la enseñanza pública y su profesorado que terminará con la manifestación a partir de las 18.00 horas.

Para la manifestación de este miércoles, la Plataforma de Estudiantes, pedirá la dimisión del conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, y la del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

Según han difundido por las redes sociales, consideran “importante” que en la manifestación haya presente un “bloque de estudiantes”, ya sean de la ESO, Bachiller, FP o universitarios, debido a que a pesar del “contexto de crisis económica y social”, “no se puede permitir es recortar en educación” porque “supone recortar en el futuro del país”.

Cabe recordar que en la última jornada de huelga, más de medio millar de personas, entre profesores, padres y madres y alumnos se concentraron frente a la Conselleria de Educación donde leyeron un comunicado en el que manifestaron su “rechazo y desacuerdo con la política represiva y de recortes que hace el Govern hacia la educación pública y el profesorado”.

Según explicaron los sindicatos, la huelga de la semana pasada habría sido secundada por un total de 3.600 docentes de Primaria y Secundaria. Este dato contrasta con los del Govern, que cifró en un 23,2% el seguimiento de la huelga, de manera que en Mallorca participó un 25,1% de los docentes, un 14,8% en Menorca, un 19,1% en Ibiza y un 23,1% en Formentera.

ATAQUES DIRECTOS CONTRA LA ENSEÑANZA

Así, critican que el Govern y el Ejecutivo central no pretenden mejorar la Educación pública, sino que está realizando “ataques directos contra la enseñanza y la libertad de expresión”.

“Este Gobierno no legisla por el consenso, sino que lo hace para una minoría que quiere que haya un conflicto permanente en el sistema público de educación”, lamentó el portavoz del STEI, Biel Caldentey, que explicó el pasado lunes que existen “más de 70 motivos de protesta” dentro de la comunidad educativa.

Entre estos se encuentran la congelación salarial, el aumento de ratios, la disminución de la plantilla, el incremento del horario lectivo, así como los decretos de tratamiento de lenguas, de símbolos y de convivencia en las aulas, que, según lamentó, “no se han negociado ni con sindicatos, ni con ningún componente de la comunidad educativa”, por lo que provocarán “conflictividad y tensiones”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.