La apertura de hoteles en Semana Santa en zona de playa caerá al nivel de 1994

La apertura de hoteles en las vacaciones de Semana Santa se reducirá a “la mínima expresión”, y en destinos de playa, por ejemplo, el nivel será similar al de 1994, según el profesor del departamento de Dirección de Marketing de ESADE y fundador del Aula Internacional para la Innovación Turística de ESADE Creápolis, Josep F. Valls.

El profesor comentó que este detrimento se explica en parte por el cambio de fechas y por el aumento de los costes e impuestos.

“Si observamos cuándo ha caído Semana Santa años atrás, comprobamos que, adelantarla al primer trimestre ha sido peor que dejarla en abril, porque cuanto más tarde caía, más ayudaba a la desestacionalización del turismo y los touroperadores podían hacer más fácilmente la travesía hacia el verano”, explicó Valls.

Para Valls también se reducirá el número de salidas de los españoles, cambiando además sus características, respecto a cinco años atrás. “Estamos en época de turismo minimalista, cada vez más corto y austero”, señaló.

ESPAÑOLES SALDRÁN A CERCANÍAS

Así, detalló que serán viajes de cercanías, a casas de familiares o segundas residencias de amigos, “subsumiendo al máximo los costes”.

“Se mantendrá el ‘espartanismo viajero’ reduciendo al mínimo los gastos en transportes y comidas; será una Semana Santa de juegos, consolas y visitas físicas”, afirmó Valls.

Entre los tipos de turismo propios de Semana Santa figuran el turismo de nieve, verde, ‘city break’ y religioso. “El primero se beneficiará de la buenísima temporada de nieve que llevamos y, el segundo, aprovechará las ofertas rurales, las de islas y las de los parques temáticos”, explicó.

Situó a Barcelona al frente de los destinos preferidos como ‘city break’, seguido de Madrid y, en el extranjero, París, Roma, Amsterdam y Estambul.

En cuanto al turismo religioso previó que predominará en Andalucía, las dos Castillas y Extremadura.

Remarcó que se atraviesa un periodo intermedio entre el fin definitivo del modelo vacacional tradicional y el comienzo de otro nuevo, dentro del cual se encuentran tres nuevas categorías de turismo: nuevos actores, como el turismo de cultura o patrimonio: nuevos conceptos, como las citas de negocios; y revisiones de antiguos destinos, como el de parque temático en marcha.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.