La redada de La Soledad acaba con 7 puntos de venta de droga

El Grupo II de Estupefacientes, UDYCO, de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Baleares detuvo este miércoles a 12 personas en Palma de Mallorca, tras desarticularse siete puntos de venta de marihuana, cocaína, heroína y hachís en el barrio de La Soledad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En un comunicado, la Policía Nacional ha explicado que en el marco de la denominada ‘Operación Laberinto’, funcionarios policiales adscritos a la citada Unidad, con el apoyo de unidades adscritas a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, Policía Científica, y Unidad Aérea, procedían este miércoles al inicio de la fase de explotación de la investigación, con el despliegue de un amplio dispositivo policial en la barriada palmesana de ‘La Soledad’.

Durante este dispositivo, provistos del correspondiente mandamiento judicial, los agentes llevaron a cabo la entrada y registro de un total de siete viviendas ante la existencia de indicios fundados de dedicarse sus moradores a la ilícita actividad del tráfico de drogas.

Como resultado de estos registros, la Policía Nacional ha destacado que se ha logrado la desarticulación de siete puntos de venta de sustancia estupefaciente, además de la intervención de más de 116 plantas de la variedad Cánnabis Sátiva, más de tres kilogramos de marihuana dispuesta para su venta, pequeñas cantidades de cocaína, heroína y hachís, cuatro balanzas de precisión electrónica y diversas cantidades de dinero fraccionado.

En el transcurso del dispositivo policial, se detuvieron a 11 hombres y una mujer de edades comprendidas entre los 20 y 31 años, muchos de ellos con diversos antecedentes.

La investigación tuvo su origen en las comunicaciones vecinales sobre el incremento del tráfico y consumo de drogas en la barriada, confirmadas por las investigaciones policiales que confirmaban tales extremos.

Durante la investigación, se pudo comprobar la interconexión de los puntos de venta ahora desarticulados, a los cuales acudían diariamente numerosas personas, alguna de ellas menores de edad, para adquirir sustancia estupefaciente para su consumo.

La Policía Nacional ha destacado la evolución de los clanes vinculados al tráfico de drogas en la barriada de la Soledad, por cuanto se detecta un cambio en el tipo de sustancia estupefaciente ofertada, cocaína por marihuana, “motivada por los importantes beneficios económicos que esta última genera además de una menor sanción penal prevista para este tipo de drogas, así como las medidas de seguridad adoptadas por estos en previsión de una posible actuación policial, mediante la reconversión de los accesos a las viviendas con todo tipo de rejas, puertas metálicas y verjas, convirtiéndolas en auténticos ‘bunkers'”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.