El GOB presenta alegaciones a la modificación del contrato del Consell con TIRME para poder importar residuos

El GOB presenta hoy alegaciones al acuerdo de modificación del contrato del Consell de Mallorca con TIRME como consecuencia de la Ley aprobada en el Parlament y que preveía la posibilidad de que Mallorca importara residuos para quemar en Son Reus.

El GOB denuncia que TIRME y Consell, se han olvidado que las instalaciones que gestiona la concesionaria son para ofrecer un “servicio público” esto es, dar servicio y cubrir las necesidades a los habitantes de Mallorca en cuanto a la gestión de los residuos generados en la isla de Mallorca, no traer de fuera para cuadrar las cuentas de una empresa privada que nos obliga a pagar los costes de unas instalaciones sobredimensionadas que no necesitamos.

Además, añade el GOB, con la importación y tratamiento/incineración de residuos importados, modifican y amplían el objeto y ámbito por el cual se licitó la concesión del servicio público, pasando a ofrecer un “servicio” no público a países exportadores, a los cuales además, se los cobra a coste cero esta gestión, que pagaremos todos los ciudadanos de Mallorca para que TIRME pueda tener ingresos extras con la venta de electricidad.

El GOB alega que la modificación del contrato para la a incorporación del tratamiento de residuos importados en las instalaciones del servicio público insular de gestión de residuos de Mallorca, no responde a ninguna razón de interés público que haya sido justificada debidamente. El único argumento político y técnico con que se ha justificado la operación de importación de residuos por parte de Consell de Mallorca y TIRME, ha sido la posibilidad de rebajar la tarifa, lo cual ahora dicen que “no está garantizado” y que además, es falso.

TIRME, tiene una previsión tarifaria por los años que dura la concesión en la que siempre hay un aumento progresivo, a pesar de hacer esta previsión, contaban con tener las previsiones de toneladas entradas que justificaban la inversión de la macroincineradora. Es decir, a pesar de que la incineradora funcionara hasta el 2041 a pleno rendimiento, tienen una proyección de aumento de tarifa progresivo que llega a casi 300€/tn que acabaríamos pagando los mallorquines. Por lo tanto, los argumentos de bajada de tarifa para justificar importar residuos son falsos.

TIRME cerró en 2011 con un incremento de ingresos de un 22,5% a pesar de que la cantidad de residuos tratados durante este mismo año se redujo en un 1,8% y a pesar de que los Ayuntamiento todavía no habían liquidado con TIRME la deuda que tenían pendiente de 75 millones de euros. Este mismo año 2011 TIRME reclamaba al Consell que subiera la tarifa de residuos que pagamos los ciudadanos de 131 a 203 euros.

El GOB pide la nulidad del acuerdo de modificación del contrato y que se revisen los términos que regulan la concesión del servicio público y el contrato con la empresa concesionaria TIRME, haciendo prevaler el interés público y los principios de sostenibilidad medioambiental, social y económica.

El GOB presenta a día de hoy, más de 200 alegaciones particulares que se suman a las presentadas por la entidad ecologista y que se sumarán a las recogidas por otras entidades y personas.

Para Margalida Ramis, portavoz del GOB “es una muestra de que los ciudadanos se han dado cuenta del negocio e intereses que se esconden detrás la gestión de TIRME y lo rechazan totalmente a la vez que exigen responsabilidades políticas sobre la gestión de los residuos en Mallorca”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.