Vettel le gana a Webber en Sepang

Vettel ha ganado una conflictiva carrera en Sepang, se ha impuesto a su compañero de equipo, Mark Webber, con el que ha mantenido un apasionante duelo. Webber ha reconocido mostrarse insatisfecho por la estrategia de Red Bull que ha apostado por Vettel, “Podría haber ganado” ha dicho.

Algo parecido sin tanta tensión se ha vivido en Mercedes entre Hamilton, que acabó tercero y Nico Rosberg, cuarto.

No pudo celebrar Fernando Alonso su Gran Premio 200 de la mejor forma posible ya que tuvo que abandonar en la segunda vuelta. Masa acabó quinto, por delante de los Lotus de Romain Grosjean y de Kimi Raikkonen.

Sergio Pérez finalizó en novena posición, mientras que su compatriota Esteban Gutiérrez, acabó duodécimo.

Pastor Maldonado completó, con el abandono de hoy, un fin de semana nefasto.

La lluvia apareció minutos antes de que arrancara la prueba en Malasia, dejando muy perjudicadas las tres primeras curvas del trazado, por lo que los pilotos decidieron empezar con neumáticos intermedios. Las nubes dejaron paso a los rayos de sol, que secaban rápidamente la pista y obligaban a los bólidos a pasar por ‘boxes’ para cambiar los neumáticos.

El ‘pit lane’ se convirtió en un caos. El primero en probar fue Vettel. Tras él, poco a poco, todas las escuderías llamaban a sus pilotos para el cambio de neumáticos, convirtiendo el carril en un auténtico atasco. Los problemas se producían uno tras otro, produciéndose la imagen de la jornada con la entrada de Hamilton en el ‘pit’ de su ex equipo McLaren y no en el ahora, Mercedes.

Red Bull dominó las primeras paradas y se hizo con los dos primeros puestos de la carrera. Webber lideraba por delante de Vettel y, pese a que todo parecía claro para una victoria del alemán, el adelantamiento definitivo no acababa de llegar, por lo que parecía que la escudería británica se conformaba con esa situación de carrera.

Webber y Vettel habían instalado sus neumáticos duros y Hamilton estaba recortando tiempos con la cabeza, pero el británico no acababa de conseguir acercándose, mientras que, por delante, Vettel no se conformaba con ser segundo y quería pasar a su compañero de equipo, que no estaba dispuesto a ponérselo fácil.

Vettel atacaba después de la segunda pasada por ‘boxes’ y Webber defendía su liderato, mientras que los oídos de los dos pilotos se hartaban de escuchar a sus jefes, que ordenaban que dejasen de disputarse la primera plaza. En uno de los intentos, los dos Red Bull llegaron a tocarse, sin consecuencias para ninguno.

Finalmente, Vettel le ganaba la posición a Webber y el australiano decidía no intentar recuperar la posición. “Ha sido una estupidez”, se escuchaba en la comunicación entre Vettel y su equipo. El alemán no contestaba y rodaba sin obstáculos hacia la victoria.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.