Los canteros de PIMEM denunciarán al Govern por “el trato de favor” en Ses Covetes

La Asociación de Empresarios Canteros de PIMEM estudia denunciar por la vía judicial “el trato de favor” que se aplica a sí misma la Administración pública en la gestión de sus propios residuos, dejando en evidencia un Plan Director de Residuos de Construcción sobredimensionado y con poca vigilancia por su parte. Y el caso de “ses Covetes” es el último despropósito en lo que se refiere a la Gestión de Residuos.

Hace unos días, esta opción de enterrar los residuos inertes de Ses Covetes, propuesta por el propio Govern y su departamento de Arquitectura i Habitatge, constata la legalidad de la solicitud de Canteros-PIMEM de depositar los residuos inertes en canteras, y deja en evidencia el rechazo reiterado de Govern y Consell a su petición de modificar el Pla de Residuos para que ello sea posible.

Desde hace años, la Asociación de Canteros de PIMEM viene denunciando las tarifas abusivas de MacInsular, primero ante el Consell de Mallorca, más tarde ante el Govern. En agosto del pasado año, solicitaron al conseller de Medi Ambient, Biel Company una revisión y su implicación para conseguir reducir los costes de gestión de residuos del sector hasta en un 80%, mediante la modificación del Plan Director de Residuos del Consell de Mallorca, una política que indirectamente también afecta a la gestión del área de Medio Ambiente de la CAIB.

La petición de los Canteros de PIMEM se basa en obtener la autorización como Gestor de Residuos Inertes, y así tratar directamente en las canteras este tipo de residuos clasificados como no contaminantes. Además, ello serviría para la restauración de las mismas canteras, reduciendo los costes de transporte y tratamiento a los que están expuestas todas las obras que se realizan en Mallorca a través de la Concesionaria MacInsular.

Es por ello que esta Asociación reitera la necesidad de que las dos Administraciones competentes en Residuos, CIM y CAIB establezcan un plan de actuación para solventar el problema de los escombros en Mallorca. Por una parte la modificación del Plan Director por parte del CIM y la Autorización como gestor de Residuos por parte de la CAIB. Se trata de una reivindicación histórica por la impasividad de la Administración Pública. Los empresarios canteros de PIMEM reclaman los mismos derechos y obligaciones para los promotores y constructores de Mallorca que tienen los de Menorca, Ibiza y Formentera.

Con esta propuesta de depositar los residuos inertes en canteras, los propietarios de las obras podrían reducir sus costes en lo que se refiere a residuos hasta en un 80%, ya que actualmente el transporte para una primera clasificación y su posterior tratamiento son costes que deben asumir las empresas a través del monopolio de MacInsular.

Sólo en el caso de los residuos limpios o inertes el coste por tonelada en McInsular es de 43,35 euros y se trata de un material no contaminante.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.