Porreres impondrá sanciones de entre 60 y 300 euros a los propietarios de perros que no recojan los excrementos

El Ayuntamiento de Porreres quiere poner fin a la suciedad que generan los propietarios de perros que no recogen los excrementos cuando los pasean por los espacios públicos del pueblo y lo hará imponiendo sanciones que pueden ir de los 60 a los 300 euros. Después de hacer campañas de concienciación desde hace tiempo y visto que el problema persiste, ahora ha lanzado otra de informativa donde se da a conocer el contenido de la ordenanza reguladora de la tenencia de perros en Porreres y más concretamente las normas que este documento detalla en relación a los excrementos de los perros.

De momento, dos jóvenes estudiantes de salud ambiental (Edgar Planas y Juanfran Maya) que hacen prácticas al Ayuntamiento de Porreres, entregarán directamente a los propietarios de perros el documento donde se informa de sus obligaciones y de las normas que estipula la mencionada ordenanza municipal. Ahí se detalla que “está prohibido dejar los excrementos de los animales de compañía en las vías y espacios públicos o privados”. “Caso que se produzca la infracción de esta norma, los agentes de la autoridad podrán requerir al propietario o a la persona que conduzca al animal que retire las deposiciones; si no lo hace, los agentes podrán imponer la sanción pertinente”, informa.

La ordenanza prevé diferentes grados de infracciones y sanciones. Así, las leves serán sancionadas con multas de 60 a 300 euros por “ensuciar con los excrementos” los espacios público o privados. También lo son circular con el perro sin atar o sin micro-chip de identificación. Por otro lado, son infracciones graves que pueden ser sancionadas con multas de entre 300 a 1.500 euros “la no vacunación o la no realización de tratamientos sanitarios pertinentes, y abandono no reiterado del animal”. Finalmente también se informa sobre las infracciones muy graves que pueden suponer sanciones de 1.500 a 15.000 euros por “el abandono reiterado del animal, celebración de espectáculos de peleas de perros y agresiones físicas o psíquicas al animal”.

La concejal de Medio ambiente y Mantenimiento, Margalida Palerm, explica que “con el tema de los excrementos tenemos un serio problema y nos pondremos duros con las sanciones. La mayoría de gente que tiene perros cumple las normas pero hay una minoría que no y que nos crea muchos problemas”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.