Un buque de Costa Cruceros regresa a Palma por una emergencia médica de un tripulante

Un buque de Costa Cruceros con más de 2.000 personas a bordo ha tenido que regresar esta tarde al Puerto de Palma por una emergencia médica, tras sentirse indispuesto uno de los tripulantes, después de que el barco hubiera partido ya desde la capital balear con destino a Cagliari (Cerdeña).

Así lo ha informado a Europa Press uno de los pasajeros del ‘Costa Pacífica’, que ha señalado que a las 13.30 horas, el crucero, que había llegado a Palma desde Barcelona, zarpó del puerto de la capital balear con destino a Cerdeña, si bien 45 minutos después de haber comenzado la travesía, el barco viró 180 grados para regresar de nuevo a Palma.

Concretamente, a las 14.15 horas, miembros de la tripulación anunciaron por megafonía a los pasajeros que el buque debía regresar al Puerto de Palma, debido a una “urgencia médica”.

Una vez en el puerto de la capital balear, se ha dado aviso a Salvamento Marítimo de que era necesaria la “evacuación urgente” de un tripulante que se había sentido indispuesto, de modo que, según han señalado a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo, se ha trasladado una lancha desde Puerto Portals en la que se le ha transportado hasta tierra, acompañado de otros dos tripulantes.

Al llegar a tierra, una ambulancia del 061 ha trasladado al tripulante a un hospital de Palma, mientras que la lancha de Salvamento Marítimo ha vuelto a transportar de nuevo hasta el crucero a los otros dos tripulantes que le acompañaban.

De este modo, a las 15.20 horas, ha zarpado de nuevo el barco en el que los pasajeros han sido avisados por megafonía de que el desembarco médico había concluido con éxito, al tiempo que les han anunciado que el buque llegará a Cagliari este martes en el horario previsto.

El Costa Pacífica partió este lunes desde Barcelona a las 20.00 horas y realiza un crucero de una semana de duración con destino a Palma de Mallorca; Cagliari; Palermo (Sicilia); Roma, Savona; Marsella y de nuevo a Barcelona.

Así, llegó a las 08.00 horas al Puerto de Palma y a las 13.30 horas había zarpado con destino a Cagliari, si bien a las 14.15 horas viró 180 grados para regresar a la capital balear, donde el barco no llegó a atracar, sino que quedó fondeado en la bahía a la espera de que se llevara a cabo la evacuación del tripulante indispuesto.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.