La ampliación del Club Náutico de s’Arenal es inviable por motivos sociales, económicos y ecológicos

El GOB ha asegurado este viernes que el hecho de que la ampliación del Club Náutico de s’Arenal no pasara la tramitación ambiental mínima, “deja claro” que se trata de un proyecto “inviable por motivos sociales, económicos y ecológicos”.

La organización ecologista ha recordado en un comunicado que el pasado 20 de marzo el subcomité técnico de evaluaciones de impacto ambiental decidió no emitir un informe sobre el proyecto “debido a multitud de carencias vinculadas al análisis del alcance del impacto ambiental que generaría”.

En concreto, el GOB ha detallado que afectaría a la Playa de Palma, puesto que la ampliación del Club Náutico “ignora la afectación sobre la dinámica de litoral y no tiene previsiones de cómo podría afectar a la playa”.

“Los promotores presentaron un estudio obsoleto de 2001 a pesar de las peticiones de la Comisión Balear para actualizarlo”, ha manifestado la entidad, que ha añadido que los promotores han obviado además informes científicos como el del Consorcio de la Playa de Palma y el que el propio GOB hizo público en enero de 2013.

El informe de esta organización ecologista advertía de la erosión de más de 2,5 kilómetros de arenal que provocaría la ampliación, “que cambiaría la configuración de la playa”.

Respecto a los materiales contaminantes, el GOB ha reprobado que, tras dragar el fondo, tres de los muestreos han dado “valores muy altos de ciertos contaminantes”, entre ellos cobre, y ha criticado que los promotores no han previsto el destino de estos materiales, “por lo que se plantean la posibilidad de verter a algún otro punto del mar sin valorar las consecuencias de esta operación”.

Según el GOB, existe también riesgo de inundación del Torrent des Jueus, lo que a su vez “podría comportar riesgos personales y materiales”, debido a que el puerto se construyó en la entrada del torrente y los promotores no han evaluado el riesgo de inundación, “algo que reclama la Administración”.

“No hay alternativas sin impactos graves”, ha afirmado el GOB, que ha indicado que en 2005 los promotores presentaron tres proyectos: dos de ellos se descartaron porque afectaban al Arenal de Palma y a la Reserva Marina de Cabo Enderrocat y este última iniciativa, que ha definido como “desmesurada, antisocial e inviable”, era “la única alternativa”.

El GOB ha subrayado que la ampliación se realizará sobre 10 hectáreas marinas de gran valor ecológico junto a la Reserva Marina del Cap Enderrocat, consistirá en la construcción de 155 amarres para mayores esloras de entre 20 y 30 metros y supondrá un crecimiento del 75% sobre las instalaciones actuales, pasando de las 12,3 hectáreas ocupadas a 21,7.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.