El PSIB solicita la aprobación de un plan de choque contra la pobreza en Baleares

La portavoz del grupo parlamentario socialista, Francina Armengol, ha anunciado este lunes que los servicios jurídicos del partido están estudiando la posibilidad de emprender acciones judiciales para paralizar la aplicación de los nuevos impuestos mediambientales para la sostenibilidad financiera de la Hacienda Pública que tiene previsto aprobar el Govern.

En rueda de prensa, Armengol ha precisado, no obstante, que antes de llegar a la vía judicial, el PSOE “quiere agotar primero la tramitación política” de la Ley de Medidas Tributarias, para lo que han presentado un total de 90 enmiendas parciales, algunas de las cuales, esperan que prosperen y cuenten con el beneplácito del PP.

“Es viable que el Ejecutivo isleño pueda retirar o paralizar dicho proyecto legislativo, si consigue flexibilizar el cumplimiento del déficit de la comunidad para este ejercicio, puesto que ello le permitiría disponer de una margen de actuación para no aplicar las nuevos tributos”, ha argumentado al respecto.

Así, ha remarcado que, una vez que se apruebe la ley de Medidas Tributarias en el Parlament, estudiarán si es “susceptible de poner un recurso de inconstitucionalidad”, después de los asesores jurídicos de su partido determinen si es posible llevarla al Tribunal Constitucional.

Por otro lado, la líder socialista ha señalado que el PSIB solicitará la aprobación de un plan de choque “intenso” contra la pobreza en Baleares, una medida que está fundamentada, según ha dicho, en que cerca del 20% de la población en las Islas está rondando el umbral de la pobreza.

“Hay mucha gente que tiene dificultad para comer una vez al día, y eso está ocurriendo en nuestra comunidad”, ha enfatizado Armengol, quien ha explicado que la iniciativa está en consonancia con lo que plantea el partido a nivel nacional, que propone un fondo de mil millones para paliar la pobreza este año.

GARANTÍAS DE DEMORA DE LAS LISTAS DE ESPERA

Por su parte, el portavoz adjunto del PSIB, Vicenç Thomàs, ha explicado que pedirá explicaciones al Govern en el Pleno de este martes sobre los motivos “por los que deja a los ciudadanos sin garantías de demora en relación con las listas de espera”.

“Las garantías en salud son un problema grave, que puede llegar a afectar a toda la ciudadanía de Baleares, es decir, a más de un millón de personas”, ha señalado Thomàs, quien ha recordado que su eliminación vulnera el Estatuto de Autonomía y la Ley de Salud.

Así, ha apuntado que la eliminación del decreto de garantías sanitarias “intenta esconder la realidad de unas listas de espera disparadas por los recortes del PP en materia sanitaria, con más de 1.100 profesionales menos en la presente legislatura”.

“Detrás de esto hay decisiones ideológicas del PP, que ha decidido no gastar en salud”, ha apuntado Thomàs, quien ha advertido que, si antes los ciudadanos tenían garantía de ser operados en 180 días, ahora tan sólo existen garantías para cinco intervenciones quirúrgicas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.