La confianza empresarial sigue siendo negativa

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE), elaborado y publicado por el Instituto de Estadística de las Islas Baleares (Ibestat) y analizado por la Cámara de Comercio de Mallorca, correspondiente al primer trimestre del año refleja unas expectativas más optimistas que las pronosticadas hace tres meses y, si se confirmara en las próximas semanas, parece indicar un punto de inflexión.

El análisis fue presentado este martes, en la sede de la Cámara de Comercio de Mallorca, por su presidente, Joan Gual de Torrella; la directora general de Economía y Estadísticas y directora del Ibestat, Joana A. Perelló, y el gerente de la Cámara de Comercio de Menorca, Palmer Carretero.

La opinión de 883 empresarios de las Islas

El ICE aflora un resultado de –45,7 puntos para estos tres primeros meses (4 menos que el trimestre anterior) y de –24,3 puntos para el segundo trimestre de 2013. La encuesta, que recoge la opinión sobre la situación y las expectativas económicas de 883 empresarios de las Islas, demuestra que las perspectivas, aunque todavía con saldo negativo, mejoran para este primer período del año.

Todos los sectores de la economía balear, sobre todo los relacionados con el turismo, mejoran sus expectativas para el próximo trimestre, a excepción de la construcción. En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca hizo un llamamiento a las entidades tanto públicas como privadas para trabajar en aras de la desestacionalización.

Por islas, Eivissa-Formentera atesora las mejores expectativas y Menorca registra las peores, coincidiendo con el análisis macroeconómico de su situación. Los resultados del primer trimestre se mueven en un intervalo que va de la menos negativa de Eivissa y Formentera (-41,6 p.) a la más negativa de Menorca (–52,3 p.). Concretamente, en Menorca. sus perspectivas continúan muy negativas y parecen indicar un estancamiento en su actividad empresarial.

Las expectativas para el segundo trimestre mejoran de forma clara (-24,3 p.) con el inicio de la temporada turística todos los sectores, sobre todo los relacionados con el turismo, mejoran sus expectativas para el segundo trimestre del 2013, a excepción de la construcción, que dentro de sus malos resultados no empeorarán.

Del conjunto de sectores, sólo el turismo tendrá un papel imprescindible para la actividad balear y así se refleja en su opinión empresarial. Los sectores que mejores resultados han dado en el primer trimestre son Comercio y Resto de servicios, a pesar de que su indicador sigue siendo negativo.

La Industria (-50,0 p.), la mayoría vinculada con la construcción, se mantuvo en una cota media durante el primer trimestre. Para el segundo, y a diferencia de trimestres anteriores, sus expectativas parecen mejorar ligeramente (-37,9 p.). No se espera que su actividad, especialmente la vinculada a la construcción, destaque en el 2013.

En el sector de la Construcción se producen las peores expectativas de todos los sectores (-50,4 p.), que ya parten de un saldo muy bajo en los trimestres anteriores (-54,1 p. en el cuarto y de –52,3 p. en el primero). Las previsiones para el segundo trimestre son similares a las del primero. Esto viene motivado por el gran stock de viviendas existentes, una falta de crédito para iniciar nuevos proyectos y una falta de demanda que limitan la actividad de su sector.

El sector tiene un problema estructural que no consigue remontar a corto plazo. El mercado de la vivienda seguirá deprimido, sin que muestre signos de mejorar a medio plazo. Sólo la rehabilitación impulsará el sector.

El sector Comercio, que reflejaba una de las peores situaciones de desconfianza, ha mejorado en este inicio de año, aunque sigue estando en saldos negativos. Para el segundo trimestre, confía en reducir su pesimismo a la mitad, al reflejar un ICE de –23,4 p. (frente al –46,1 p. del trimestre anterior). Posiblemente, el inicio de temporada turística y sus buenas previsiones consiguen aminorar el empeoramiento de las expectativas.

Para Hostelería, la desconfianza se reduce de forma significativa pasando de –51,2 p. en el primer trimestre a un –10,9 p. en el segundo. Como es habitual, con el inicio de la temporada turística las perspectivas empresariales mejoran y así lo refleja el ICE del sector. Además, ya se observó que el que aglutina al resto de servicios es el que mejor se está adaptando a la crisis. Este comportamiento se está consolidando ya que está tomando posiciones menos pesimistas para el primer trimestre (-39,2 p.) y espera unas expectativas mejores (-16,8 p.).

El gran problema seguirá siendo el mercado laboral que continuará ajustándose, consecuencia de las reducciones en el sector público, orientado a reducir el déficit a toda costa, y en el sector privado, donde la escasa demanda y el falta de crédito a las empresas les obligarán ajustar sus plantillas. En 20l2, el salario medio de los trabajadores se redujo, con supresiones de pagas extra en el sector público. No se esperan cambios para el 2013.

La falta de confianza notable en el consumo interno, que dispara favorablemente respecto al consumo de los turistas en temporada, tras las buenas perspectivas para verano de 2013 que han ofrecido las ferias turísticas de Londres, Madrid, Berlín y Moscú.

Los motivos que limitan la actividad empresarial siguen siendo coincidentes de un trimestre a otro. Entre los factores que limitan la actividad empresarial, siguen estando la debilidad de la demanda (77,9%), las dificultades financieras (47,5%) y el aumento de la competencia (32,2%). Por islas, no hay cambios de percepción. Predominan los mismos tres factores como limitadores de su actividad empresarial.

En cuanto a las dificultades financieras, lo más probable es que el crédito no fluya durante el primer semestre del año, lo que seguirá lastrando la actividad de los consumidores y de las empresas. Las de industria y construcción ven agravada su dependencia al crédito y opinan que este factor es determinante para la marcha de su actividad, superando la media.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.