Ordinas afirma que en el CDEIB “No se movía una hoja sin que Cardona lo verificara”

La exgerente del Consorcio de Desarrollo Económico de Baleares (CDEIB) Antònia Ordinas, quien ha comenzado a declarar como acusada en el marco del caso Scala, ha manifestado durante la segunda sesión del juicio que se celebra por esta causa en la Audiencia Provincial de Baleares, que el exconseller de Industria, Comercio y Energía y expresidente del anterior organismo Josep Juan Cardona “nunca ha sido una figura decorativa por su carácter y su preparación”. “No se movía una hoja sin que él lo verificara”, ha incidido.

A preguntas del fiscal Pedro Horrach, la inculpada, para quien el Ministerio Público reclama siete años de prisión, ha precisado que Cardona era una persona “muy meticulosa” y ha explicado que siempre estaba al tanto del orden del día de las comisiones ejecutivas y juntas rectoras del CDEIB, al igual que el exvicepresidente de este consorcio Kurt Viaene.

“Cardona estaba presente en todo momento y en toda circunstancia”, ha incidido la exgerente en un extenso interrogatorio que arrancó a las 10.15 horas y continúa con las preguntas del fiscal, señalando asimismo que el exconseller sabía que los expedientes de contratación del CDEIB “se vestían puesto que era él quien los firmaba”.

Y es que, según los investigadores, mediante este mecanismo, entre otros, fueron desviados unos siete millones de euros públicos del consorcio bajo el último mandato de Jaume Matas (2003-2007) empleando para ello todas las coberturas formales necesarias a efectos de que el expolio pasara desapercibido.

La exgerente ha afirmado en esta misma línea que “lo que reinaba” en el CDEIB era que “cuanta más actividad mejor, era la orden de arriba y la que se ejecutaba”. “Nadie preguntaba por nada”, ha espetado tajante en su comparecencia Ordinas, apuntando que la “gran carga de trabajo” del organismo era “ignorada” por la globalidad de miembros del consorcio y “sólo recuerdo una intervención de alguien que pidió copia de un estudio sobre industria náutica”.

Ingentes trabajos que, según el fiscal, incisivo en su interrogatorio, se plasmaban en la organización de asistencias del CDEIB a todas las ferias y eventos posibles a nivel internacional -como China- así como en la contratación de cientos de estudios e informes cuyo contenido era inútil a efectos de interés público.

Hechos que ha llevado al fiscal a recriminar cómo “las veces que Cardona pasaba en hoteles nos costaba 2.000 euros la noche”, a lo que Ordinas ha aseverado que sobre eso ella no decidía nada. Tal y como ha apostillado, “las acciones eran muy potentes, no baladíes, e iban desde la presentación de productos básicos de alimentación y la organización de pasarelas muy costosas”.

OCULTÓ 250.000 EUROS EN COMISIONES EN DOS CAJAS DE ‘COLA CAO’

Al hilo de lo anterior, Ordinas ha recordado cómo, después de que comenzara a salir en prensa informaciones sobre las supuestas anomalías producidas en el CDEIB sobre un supuesto desvío millonario de fondos públicos bajo su gerencia, decidió colaborar con la justicia informando de que en su jardín había enterradas dos cajas de ‘Cola Cao’ con unos 250.000 euros en concepto de comisiones.

Según ha relatado la exalto cargo del PP, sobre quien pesan los presuntos delitos de asociación ilícita, malversación continuada en concurso con prevaricación, falsedad en documento mercantil y oficial, cohecho y fraude a la administración, fue un día después de entrar en el centro penitenciario de Palma -donde estuvo ingresada de forma preventiva tras estallar esta causa- cuando decidió con su defensa entregar los botes, para lo cual le excarcelaron y la condujeron a su casa de Pòrtol, donde estaba su chalet.

“Escondí el dinero para tenerlo cerca, ya que pensé que era lo que convenía para una acción posterior como fue la entrega de los fondos”, ha manifestado la acusada, quien ha especificado que entre los fondos también había cantidades en dólares en concepto de una comisión que obtuvo con Viaene por trabajos en Los Angeles.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.