Las bodas chinas de Cardona eran una tapadera para desviar fondos públicos

La exgerente del Consorcio de Desarrollo Económico de Baleares (CDEIB) Antònia Ordinas ha relatado cómo en 2007 desde este organismo público fue impulsado un proyecto dirigido aparentemente a potenciar la industria turística balear en China, pero que en realidad se planteó como cobertura para desviar 240.000 euros del consorcio, cantidad en la que presupuestaron la iniciativa.

En su declaración en el juicio por la presunta malversación de unos siete millones de euros, Ordinas ha explicado que el proyecto, denominado ‘Honey Moon’, se enmarcaba dentro de las acciones promocionales del Govern en el país asiático y desde el CDEIB fijaron en 240.000 euros el dinero que se iba a destinar al mismo. “Era el cuento de la lechera: uno de los maravillosos planes del proyecto era lo que íbamos a percibir cada uno”, ha admitido la acusada.

Para ello, el proyecto fue presentado al CDEIB por la mercantil vinculada a la trama Gourmet and Boutique Island, de la que eran titulares de hecho, pese a sus cargos públicos, Ordinas, el expresidente del consorcio y exconseller Josep Juan Cardona y el exdirector general Kurt Viaene.

En este contexto, la exgerente ha recordado que recibió la orden de entregar los 240.000 euros mediante la figura del endoso (al no tener el CDEIB dotación financiera) a Felipe Ferré, representante de Gourmet y sobrino político del expresidente del Govern Jaume Matas. “No había dinero para hacer el proyecto”, ha reconocido Ordinas.

A partir de ahí, ha recordado, fue presentado el proyecto, que se dio a conocer como una iniciativa dirigida a invitar a parejas de novios chinos para pasar su luna de miel en Mallorca “como trampolín para que la televisión china mostrase lo interesante que eran venir a la isla de viaje de novios”.

Sin embargo, lo que pretendían realmente los querellados era, según la Fiscalía Anticorrupción, desarrollar el proyecto a través de la empresa de su propiedad Gourmet y lucrarse con el mismo, financiando su desarrollo con fondos públicos.

PASIVIDAD DE FERRÉ EN EL DESARROLLO DEL PROYECTO

Ordinas ha manifestado, no obstante, que cuando con el paso del tiempo Ferré “no había nada hecho [tampoco se había justificado la salida de los 240.000 euros del consorcio], me alarmé mucho y puse de manifiesto que el proyecto se nos venía encima y que la situación de la tesorería del CDEIB era terrorífica”. Así, ha apuntado que en una reunión en la Conselleria de Comercio, de la que Cardona era titular, se le exigió a Ferré que “devolviese el dinero o se le denunciaría”, indicándole el entonces conseller “que lo arreglara como fuera”.

Fue así como al día siguiente Ferré, exconcejal del PP en Lloseta, presentó un documento bancario de cancelación del endoso, en el que decía que había abonado la cantidad pertinente para que el CDEIB “quedase liberado”, un escrito que a Ordinas le pareció “muy extraño” y optó así por llamar al director del banco para verificarlo, a lo que le comunicó que el documento “era falso”.

“Como era mi deber e interés absoluto, puse los hechos en conocimiento de Viaene y Cardona” a fin de que “de inmediato” se restituyera la cantidad, lográndose finalmente el dinero a través de un préstamo y recuperándolo el CDEIB en marzo de 2007, según ha señalado. Según ha recordado, cuando el director de la entidad bancaria fue preguntado sobre si iba a iniciar acciones contra Ferré, respondió que “no, porque era pariente de Matas”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.