El PSIB acusa al PP de orquestar “una estrategia de espionaje y acoso contra el Estado de Derecho”

El PSIB-PSOE tiene “serias sospechas” de que el Partido Popular ha llevado a cabo en Baleares una estrategia de espionaje y acoso contra el Estado de Derecho, contratando investigadores privados y espiando a aquellos que les molestan. “El portavoz del PP y ex-secretario general, Miquel Ramis, ha reconocido que contrató espías y, lo que encontramos aún más grave, ha justificado espiar a jueces y fiscales si lo encontrara necesario”, ha denunciado hoy en rueda de prensa la portavoz del PSIB-PSOE, Pilar Costa.

La socialista ha explicado que “al menos” el PP ha reconocido haber gastado más de 4.000 euros en detectives privados, pero el PSIB-PSOE sospecha que hay más, que no es un caso aislado, sino que esto se enmarca dentro de una estrategia del PP que comenzó cuando el actual presidente del Gobierno, JR.Bauzá, fue nombrado presidente del partido.

“Ramis puede ser el cabeza de turco, pero Ramis no actuó solo”, ha valorado Costa. De hecho, las propias declaraciones de Bauzá a los medios de comunicación en 2010 apuntan en esta dirección, cuando el PP contrató a Gordillo, ex fiscal del Estado, para defender los intereses de sus militantes que se sentían “maltratados” por jueces y fiscales.

En ese momento, Bauzá explicó que algunos militantes se habían sentido maltratados presuntamente por parte de jueces y fiscales anticorrupción y que no lo permitiría. “No toleraré que maltraten a mi gente”, dijo en abril del 2010. Bauzá anunció acciones contundentes-sin especificar-contra los presuntos maltratadores. “Primero, el PP intentó personarse en el caso Palma Arena. Como no les salió bien, intentaron otras vías. Ahora ya sabemos a qué acciones se referían”, dijo Costa.

De hecho, los mismos medios de comunicación recogieron una reunión, en abril de 2010 entre Gordillo, Bauzá y Ramis, para diseñar una estrategia del partido ante la avalancha de casos de corrupción que afectaban a sus militantes.

El PSIB considera que el PP de Bauzá “es el PP de Cañellas, el de Matas, el de siempre, el de la corrupción, el que ha saqueado las arcas públicas y el de las prácticas mafiosas”, lo que está siendo juzgado y condenado en casos de corrupción que, desde el inicio, intentaron presentar a la opinión pública como persecuciones contra ellos.

“El PP contra todo lo que le molesta y le intenta controlar: Contra los partidos de la oposición, los cargos públicos, jueces o fiscales”, ha argumentado. Pero los partidos de la oposición, los jueces, los fiscales sólo están haciendo su trabajo, que es una labor de vigilancia y control. Lo que intenta hacer el PP “se dice coacción, pura y dura”, opinó Costa.

El PSIB-PSOE pide al PP que termine de una vez por todas con esta actitud de impunidad y de estar por encima de todo, actuando al margen del Estado de Derecho. “Claro, que si esto afecta a la cúpula del PP, no sé quién habrá dentro del PP que le pueda poner freno”, ha reflexionado la portavoz socialista.

Control democrático dentro del Estado de Derecho

El PSIB-PSOE ha desmentido rotundamente las insinuaciones de que el espionaje quiere controlar a los que no son capaces de controlar a los políticos por la vía democrática. “Existen vías democráticas, parlamentarias y dentro del Estado de Derecho para controlar la acción de Gobierno. De hecho, quiero recordar que el PSIB-PSOE ha logrado destapar, vía acción parlamentaria, casos tan importantes como el Palma Arena, el Rasputín o ahora recientemente la sospecha de un derroche de fondos públicos con la compra del Hotel Rocamar “.

En este sentido, Costa ha lamentado que el PP actúe con impunidad y se considere juez de todos, que no respete la separación de poderes, cuando ya tenemos condenas (como las latas de Cola-Cao) y un ex presidente del PP puede ser que de dentro de unos días esté en la cárcel si así lo decide el Tribunal Supremo.

Por ello, el PSIB-PSOE ha iniciado varias líneas de acción para exigir responsabilidades y explicaciones ante este escándalo mayúsculo de espionaje en Baleares. Primero, los socialistas han exigido el cese inmediato de Miquel Ramis, portavoz, ex-secretario general y actualmente diputado en el Congreso.

El PSIB-PSOE ha exigido igualmente una comparecencia urgente del presidente Bauzá en el Parlamento de las Islas Baleares para que dé la cara de lo que ha estado pasando en el PP mientras él era presidente, y para acabar de averiguar hasta el final este caso. “Ya han pasado 24 horas y el presidente Bauzá no ha dicho nada. Esto es intolerable”, ha apuntado Costa.

Finalmente, los socialistas aseguran que esta cuestión “deberá llegar a Rajoy”, ya que ha sido desvelada en el marco de una investigación anticorrupción por presunta financiación ilegal del PP (Caso Gürtel). Por ello, los diputados socialistas en el Congreso han presentado ya una batería de preguntas dirigidas a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría (a quien le piden opinión y si estaba informada), al Ministerio del Interior y al Ministerio de Justicia, concretamente a la fiscalía General del Estado, para ver qué acciones llevará a cabo. Los socialistas piden también qué actuaciones está llevando a cabo las Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para investigar la existencia-o no-de escuchas a jueces y fiscales.

“Si hace unos días tuvo que dimitir un diputado por un comentario totalmente inapropiado y machista sobre la vicepresidenta del Gobierno, igualmente debe dimitir Ramis por haber dicho que está dispuesto a investigar a jueces y fiscales”, ha opinado Costa. Añadió que estamos ante “un ataque monumental en el Estado de Derecho.”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.