UGT acusa a la consellera Riera de mentir

La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) acusa a la consellera de Función Pública, Nuria Riera, de mentir sobre el decreto de movilidad de funcionarios por afirmar que ha sido “consensuado” con los sindicatos.

FSP-UGT quiere dejar claro que no ha asistido a ninguna reunión con la consellera Riera para negociar el decreto de movilidad de los trabajadores públicos de servicios generales y que el decreto no cuenta con el preceptivo acuerdo de la Mesa General ni Sectorial en la que están representados los sindicatos de la función pública.

La organización sindical añade que se informó a los sindicatos de la aprobación del decreto de movilidad funcionarial el pasado 31 de mayo en una reunión de la Mesa General, pero aclara que “no se negoció nada de nada”.

“Retamos a la consellera a que desvele cuándo y con qué sindicatos ha negociado el decreto, en qué aspectos se ha producido esta negociación y cuál ha sido su voluntad de llegar a acuerdos”, señala la FSP-UGT, al tiempo que ha recordado que el pasado viernes los sindicatos UGT, CCOO, CSIF, STEI y USO realizaron una protesta conjunta para rechazar “el autoritarismo y la falta de voluntad negociadora” de la consellera de Función Pública.

Respecto a las consecuencias del decreto, la FSP-UGT considera que su aplicación tendrá “duros efectos” sobre los trabajadores interinos ya que implicará “dejar en un cajón” los bolsines.

Los funcionarios de carrera también se verán afectados por la nueva normativa de movilidad porque oculta un “elemento más para coaccionar voluntades y seguir haciendo políticas clientelares”.

Por ello, la FSP-UGT ha informado de que ha dado instrucciones a sus servicios jurídicos para analizar la posibilidad de demandar a la Consellería de Función Pública por vulnerar el derecho fundamental a la negociación colectiva.

Asimismo, la fuerza sindical exige a la consellera de Función Pública que retire el decreto y que se comprometa a que no se destruyan más puestos de trabajo de empleados públicos en la administración autonómica.

La FSP-UGT insiste en que gobernar y legislar a “golpe de decreto” supone un desprecio a los representantes sindicales de los trabajadores públicos y a los representantes de los ciudadanos.

“Rechazamos estas formas del Govern balear por alejarse de los principios básicos de la democracia, del diálogo social y de la convivencia”, concluye UGT.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.