Extrabajadores de Marsans aumentan sus esperanzas de cobro, tras la condena a Díaz Ferrán

Los afectados por impagos tras la quiebra de Viajes Marsans ven “normal” que la justicia haya condenado al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, por la quiebra del grupo, y aseguran tener “más esperanzas” de poder cobrar las indemnizaciones pendientes.

Así lo ha señalado a Europa Press el expresidente del Comité de empresa, Joan Mairal, que dijo ver un mayor número de posibilidades de poder percibir las cantidades pendientes al “ir los primeros” a pesar de que “hay mucho acreedor”.

Los trabajadores cobraron a raíz del proceso de liquidación de la agencia de viajes en 2011 20 días del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), quedando pendientes otros 12 días de indemnización del total de 32 días pactados.

Sin embargo, la empresa nunca llegó a abonar esta cuantía, ni la bolsa de trabajo de 1,9 millones de euros para los empleadores mayores de 50 años. El Grupo Marsans tenía en plantilla unos 4.000 trabajadores.

Los antiguos trabajadores del Grupo Marsans –Viajes Marsans, Viajes Crisol, Tiempo Libre, Mundicolor y Rural Tours Viajes–, a los que suman los de Air Comet, pidieron que se investigara también a los gestores de Posibilitum Business, sociedad que adquirió el grupo el 9 de junio de 2010, y a los que esta sentencia hace responsables también del agravamiento financiero de la ‘joya de la corona’ del grupo turístico.

Mairal reconoció que tras el fin de Marsans los trabajadores no tenían “ninguna esperanza” de cobro pero éstas se vieron renovadas tras las detenciones efectuadas y las fianzas impuestas a los principales responsables.

OCULTACIÓN DE PATRIMONIO.

Junto a estas acciones judiciales los extrabajadores aumentaron sus esperanzas con la publicación de los hasta 1,7 millones de activos que podría haber tenido el liquidador Ángel de Cabo en la isla de Chipre, noticia que para su causa puede ser “positivo”.

Asimismo, Mairal recordó que el mismo año que se produjo la quiebra de Viajes Marsans “había dado 7 millones de beneficio y en caja había más de 200 millones”, sin embargo “estos señores cogieron dinero y lo llevaron a Air Comet”, por lo que el dinero “desapareció”.

Según las investigaciones, el expresidente de la CEOE y su socio, Gonzalo Pascual, fallecido en junio de 2012, diseñaron “una estrategia” para ceder las empresas del Grupo Marsans y sus bienes personales al empresario Ángel de Cabo con el fin de “aparentar la insolvencia patrimonial”.

Una actividad delictiva de ocultación de patrimonio y activos que superó los 30 millones de euros, con lo que provocaron un fraude que afectó a “más de 10.000 acreedores”. Entre ellos, figuran AC Hoteles, Meliá, Pullmantur, Amadeus y el grupo Orizonia, en quiebra, empresas a las que Marsans les adeuda 45 millones de euros.

CONFÍAN EN COBRAR.

De esta forma dijo ver “normalísimo” que la justicia haya declarado culpable a Díaz Ferrán por la quiebra de la compañía y dijo esperar que finalmente los extrabajadores puedan recibir los cobros pendientes.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha inhabilitado al expresidente de la CEOE por un plazo de 15 años para representar o administrar bienes ajenos o para representar o administrar a cualquier persona, tras calificar como culpable el concurso de Viajes Marsans, y le condena a él y a los herederos de Gonzalo Pascual, su socio ya fallecido, a pagar la deuda del grupo, que ronda los 400 millones de euros.

En su sentencia el juzgado condena conjunta y solidariamente al expresidente de la CEOE y a los herederos del que fuera su socio al frente del grupo turístico a cubrir en su integridad el déficit patrimonial de Viajes Marsans y a ellos y a Posibilitum Business, de forma conjunta, a cubrir el 40% del pasivo y de la totalidad de los créditos.

Los administradores concursales de Viajes Marsans cifraron el ‘agujero’ patrimonial de Marsans en 373 millones de euros. Solo de la sociedad principal el déficit patrimonial es de 271 millones de euros, con 11.409 acreedores y un pasivo de 552 millones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.