La selección española se estrena con victoria en la Copa Confederaciones

La selección española protagonizó una sinfonía en su estreno en la Copa Confederaciones de la FIFA. Ganó por 2-1 a Uruguay y cuajó un encuentro perfecto a todos los niveles que le coloca líder del Grupo B. Pedro Rodríguez y Roberto Soldado marcaron los goles españoles en un encuentro cuyo resultado no refleja la enorme superioridad de ‘La Roja’.

La baja de Xabi Alonso motivó un cambio en el tradicional dibujo de la selección española. Como en la UEFA EURO 2008, España apostó por un único mediocentro (Sergio Busquets) y por un 9 reconocible en la figura de Soldado. Estas innovaciones no pudieron dar mejores frutos. España cuajó una primera parte excepcional, de las mejores que se recuerdan en un combinado acostumbrado a las grandes actuaciones, lo que ya es decir mucho.

‘La Roja’ movió el esférico a su antojo, imponiendo desde el primer minuto su condición de campeón de Europa y del Mundo. La Copa Confederaciones es el único título que le falta a esta inolvidable generación de futbolistas y el hambre de los jugadores quedó patente desde el pitido inicial. Con el campo inclinado hacia el costado izquierdo, donde Jordi Alba hizo estragos, España no tardó en adueñarse del balón y en bailar a su rival.

Cesc Fàbregas protagonizó la primera ocasión en el minuto diez, cuando recogió el esférico en la frontal y soltó un disparo raso que se estrelló en el palo. Seis minutos después fue Andrés Iniesta el que puso en problemas a Fernando Musiera. En plena avalancha y con Uruguay persiguiendo sombras, llegó el primer tanto, obra de Pedro con un disparo desde la frontal que tocó en Diego Lugano para cambiar su trayectoria y besar la red. Fue el 11º tanto del canario en los últimos nueve encuentros con la elástica nacional.

La exhibición española no se detuvo y doce minutos después llegó el 2-0. Fàbregas, omnipresente en el ataque, colocó un precioso balón a Soldado, que sacó a relucir su olfato goleador con un inapelable remate que batió a Muslera. Incluso antes del descanso el portero uruguayo se vio exigido en una jugada de Gerard Piqué que pudo ser el tercero. Mientras Iker Casillas era un espectador de lujo que disfrutaba del fantástico despliegue de sus compañeros, Uruguay pedía clemencia.

Tras el descanso, el resultado a favor no cambió la mentalidad de España, que siguió circulando el balón con fluidez y buscando la portería contraria. Iniesta disparó fuera en el 56′ tras una maniobra que se llevó la ovación de la grada brasileña, impresionada ante los recursos y el juego que estaban presenciando. Sin embargo, con el paso de los minutos ambos entrenadores movieron el banquillo y España bajó una marcha su juego, lo que permitió a Uruguay salir de su área y maquillar el resultado con un gran lanzamiento de falta de Luis Suárez a dos minutos del final.

Con este resultado España, que permanece invicta desde noviembre de 2011, se coloca líder de un Grupo B que completan Tahití y Nigeria. ©UEFA.com 1998-2013.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.