Todos los grupos del Consell firman un código ético contra la corrupción

El día que los antiguos gestores del Consell de Mallorca, Munar, Nadal, Vicens y compañía, son juzgados por corrupción, cohecho, pelotazo urbanístico, financiación ilegal…todos los actuales grupos políticos del Consell de Mallorca, donde ya no aparece ni UM ni su secuelas políticas, han firmado un Código Ético con el que, según ha explicado la presidenta de Mallorca, Maria Salom, dan un “primer paso” para “limpiar” la imagen de esta institución insular “contaminada por años de corrupción y escándalo”.

Salom ha considerado “más necesario que nunca” “limpiar” la imagen de la institución insular para que “las cosas se hagan entre todos de forma más transparente” y los ciudadanos puedan “mirar con lupa cómo se gasta el dinero”.

La presidenta del Consell, preguntada por si el Código solucionará el daño creado a la institución por la expresidenta Maria Antònia Munar, ha afirmado que “estamos en ello” y que, por este motivo, es de gran importancia que el acuerdo haya sido acordado entre todos los grupos.

“EL PRIMER PASO PARA LIMPIAR LA IMAGEN DEL CONSELL”

“Hoy se da el primer paso para limpiar la imagen del Consell”, ha reiterado Salom, quien ha añadido que tienen la intención de “cada día dar pasos para mejorar la imagen siendo transparentes en cómo se gasta el dinero”.

Así, preguntada por a qué etapas se refería Salom cuando se ha referido a la corrupción en el Consell, la presidenta ha respondido “es evidente”. “Hoy, ayer y mañana sale en todos los medios de comunicación”, ha dicho en clara alusión al juicio del caso Can Domenge que se está juzgando estos días.

Salom, quien ha agradecido el trabajo llevado a cabo por los grupos y los funcionarios, ha destacado que las formaciones han podido “dejar un poco al margen sus ideologías en beneficio de los pueblos” de las islas. “Las fuerzas políticas han demostrado su sentido común y responsabilidad”, ha añadido.

La presidenta ha detallado también algunos aspectos recogidos en el Código como el hecho de que las declaraciones de bienes y de actividades de los políticos se colgarán en Internet de manera periódica, así como la publicación de las agendas de los políticos para que los ciudadanos puedan conocer el uso que se hace de los coches oficiales o la información relativa a los gastos que se hacen en publicidad, protocolo o representación.

Además, se pondrán en marcha dos registros para conocer los regalos que reciben los políticos y los viajes que llevan a cabo, se perfeccionará el buzón de los ciudadanos y se ejecutará una carta de servicios. También se publicará la relación de gastos de menos de 1.000 euros de manera periódica, así como los contratos de más de 3.000 euros.

Según la presidenta del Consell, es necesario “dar un paso más” y aportar la mayor información posible a los ciudadanos para que éstos conozcan cómo y dónde se gasta “hasta el último céntimo”. “Para ser creíbles hay que se transparentes”, ha defendido, antes de incidir en que los mallorquines “podrán ver con lupa” todos los gastos de la institución.

LOS SOCIALISTAS RECLAMAN MÁS PACTOS

Por su parte, el portavoz del PSIB en el Consell, Jaume Garau, ha mostrado su satisfacción por este acuerdo alcanzado entre todos los grupos, si bien ha añadido que le gustaría que se lograsen “otros pactos”.

Además, ha explicado que “para que el Código sea creíble” se crea una comisión de control que informará cada seis meses al pleno de los resultados de la aplicación del Código.

Mientras, el portavoz de MÉS, Joan Font, ha destacado que este acuerdo permitirá mostrar a la población el “entramado interior” del Consell de Mallorca, así como acceder “a cualquier información” que genere la institución. También ha remarcado que la transparencia y la participación ciudadana son dos valores fuertemente defendidos por los econacionalistas.

En relación a los incumplimientos y preguntada por qué pueden suponer éstos, Salom ha manifestado que “dependerá del nivel de incumplimiento”. “Tendrá que hacer una propuesta de la Comisión” y el pleno decidirá en consecuencia.

Otros de los aspectos incluidos en el Código Ético es que en los tribunales de funcionarios no se elegirá a los funcionarios que decidan los grupos, sino que se realizará un sorteo entre los que cumplan los requisitos.

EL CÓDIGO COMO “PUNTO DE PARTIDA, NO DE LLEGADA”

“Es un punto de partida, no de llegada”, ha dicho la presidenta sobre este texto, sobre el que ha considerado que se debe ir “perfeccionando y mejorando” “poco a poco”.

El Código incluye diferentes apartados en los que introduce medidas relacionadas con los miembros del quipo de Gobierno, los representantes políticos, altos cargos y personal de confianza y con los grupos políticos. Además, recoge un apartado sobre información y participación ciudadana, sobre el personal de la corporación, la Comisión de Transparencia y la modificación del reglamento orgánico del Consell.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.