España gana a Nigeria y espera a Italia en semifinales

La selección de Vicente del Bosque no ofreció su mejor nivel en Fortaleza, pero tuvo un brillante comienzo de partido que le permitió adelantarse en el marcador. Cuando solo habían transcurrido tres minutos de partido, España elaboró una gran jugada desde su propio terreno de juego. El balón le cayó a Andrés Iniesta, que abrió a la izquierda hacia Jordi Alba. El jugador del FC Barcelona llegó al área como una moto, y tras llevarse un rebote con algo de fortuna, batió al portero Vincent Enyeama dando ventaja en el marcador a España.

El gol dio tranquilidad a la campeona del mundo, quizá demasiada, y con el paso de los minutos España bajó el nivel de su juego. El calor y la humedad también tuvieron su influencia, y los jugadores nigerianos, más acostumbrados a las altas temperaturas reaccionaron tras su mal inicio. Sin embargo, al combinado africano le costaba llegar al área, y seguía siendo España quien más cerca estaba del gol.

Roberto Soldado se encontró en dos ocasiones solo frente a Enyeama, pero las dos veces el delantero del Valencia CF estrelló su remate en el cuerpo del guardameta. Sin embargo, la ocasión más clara de la primera mitad fue para Cesc Fàbregas. El jugador catalán recogió un balón de Soldado y envió su remate al poste, que después envió el balón en dirección al portero nigeriano.

En la segunda parte España mejoró un poco su nivel. A pesar del cansancio, los jugadores españoles sabían que necesitaban un nuevo gol para asegurar la tranquilidad, y llegó finalmente en el minuto 62. Fernando Torres, que se había incorporado en lugar de Soldado solo dos minutos antes, conectó un impresionante remate de cabeza tras un centro desde la izquierda de Pedro Rodríguez e hizo el tanto que suponía el 2-0 para el combinado europeo.

A partir de ahí España realizó un fútbol más práctico para controlar el balón y evitar ocasiones de peligro. Los nigerianos no se rindieron y tuvieron alguna oportunidad para recortar distancias, pero en uno de esos intentos llegó la sentencia de España. El equipo de Vicente del Bosque robó un balón y Jordi Alba se encaminó con velocidad hacia la portería rival definiendo a la perfección para dejar sentenciado el duelo.

Con este triunfo España enlaza 28 partidos sin conocer la derrota y asegura el primer puesto del Grupo B, mientras que Uruguay, que goleó a Tahití, logró el segundo. España se medirá por lo tanto en semifinales a Italia el próximo jueves y también en Fortaleza. Brasil y Uruguay se enfrentarán por otro puesto en la final. ©UEFA.com 1998-2013.