Contrataciones a dedo en Son Llàtzer

El Hospital Son Llàtzer ha adjudicado cinco nuevos contratos a dedo alegando que se ha agotado la bolsa de trabajo. El gerente del hospital, Francisco Javier Feliu hoy no sólo ha reconocido estas prácticas sino que ha declarado que se seguirán efectuando. Ante estas declaraciones SATSE recuerda, una vez más, que las contrataciones que no se realizan según la puntuación en bolsa de trabajo vulneran los acuerdos y los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben imperar en la contratación pública.

El Sindicato de Enfermería solicitó a la gerencia de Son Llátzer y en mesa sectorial el pasado mes de abril que se priorizara la baremación de la bolsa de enfermería que se empezó tras la reapertura de finales de 2012 alegando los antecedentes del verano pasado cuando se contrataron hasta a 62 enfermeras a dedo. Sin embargo, haciendo una vez más caso omiso a las recomendaciones del sindicato, hemos llegado al mes de junio y se repite la ilegalidad. Las contrataciones se tienen que realizar estrictamente por puntuación en bolsa de trabajo.

El Sindicato de Enfermería denuncia las constantes irregularidades en materia de contratación que los últimos años se están llevando a cabo por parte de la gerencia de Son Llátzer, las direcciones de enfermería y de recursos humanos. SATSE recuerda además que incluso antes de conocer la elaboración de una bolsa única de trabajo, el hospital de Son Llátzer llevaba desde 2008 sin regular la bolsa de empleo ignorando las reiteradas peticiones de este sindicato.

SATSE realizará un seguimiento al detalle de la contratación que se realice en el hospital durante todo el verano, denunciando de manera continua las irregularidades que se detecten y tomando cualquier otra medida que proceda ante las reiteradas infracciones de la legalidad por parte de la gerencia del hospital de Son Llàtzer.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. La verdad es que Francisco Javier Feliu es un experto en contratar gente y en hacer entrevistas.

    Todavía recuerdo cuando se hicieron las de interinos del Hospital de Inca, que puntuaban 50 puntos sobre 100. Aquello era el mundo al revés. En vez de hacerte preguntas para valorar si tenias méritos suficientes y cual era tu experiencia (servidora tenia 10 años de experiencia, cursos e idiomas) te venían a decir que buscaban “gente diferente” u “otra gente” para la fundación, a pesar de que en las bases era precisamente por las preguntas teórico-practicas -no se hizo ninguna- y la experiencia profesional por lo que se puntuaría a los aspirantes.

    Así ocuparon los primeros puestos de la lista, gente que no había trabajado en su vida en la administración ni sabia lo que era la Ley de Contratos ni la fase P.

    A este Francisco Javier le irán bien las cosas hasta que alguien se anime a hablar con Carrau y Horrach, que pillete….

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.