El PSIB critica que Palma ha dejado sin refuerzo escolar a más de 6.000 usuarios

El Grupo Municipal del PSIB-PSOE en Palma denuncia el grave deterioro de los servicios de refuerzo escolar de los centros educativos de Palma que han pasado de atender a 7.000 usuarios al año en la pasada legislatura a través del programa EXIT a dar servicio a solo 318 alumnos durante el año 2013 con el programa PRISE. El deterioro del servicio no solo se refiere al número de usuarios, sino también al coste del mismo, que durante la pasada legislatura era de 87 euros año por usuario, y en 2013 ha sido de 323 euros por niño.

“Esta situación además de injusta supone un ejemplo de mala gestión del PP, que ha conseguido encarecer el servicio por alumno y además no dar respuesta a las necesidades reales de los escolares y las familias” lamenta la concejal del PSIB-PSOE, Maribel González.

Este es el balance de dos años de política educativa en el ámbito municipal, según la concejal González, que critica también el recorte a la mitad del dinero destinado al mantenimiento de los colegios públicos de Palma. Esta decisión ha tenido consecuencias para el buen funcionamiento de todos los centros y ha sido denunciada por asociaciones de padres que han tenido que adelantar dinero o pagar algunas obras necesarias en las infraestructuras escolares.

“El equipo de gobierno del PP lo primero que hizo en 2011 fue eliminar el programa EXIT y sustituirlo por otro denominado PRISE que pasó a depender de los servicios sociales y se restringió solo a alumnos en situación de riesgo de exclusión y tan solo en algunos centros de la ciudad” explica la concejal socialista sobre el modelo de refuerzo escolar del PP. “Con los recortes en estos servicios se aumenta el riesgo de fracaso escolar para los niños y niñas de nuestra ciudad y se atenta gravemente contra el derecho a la igualdad de oportunidades” lamenta.

El programa EXIT de refuerzo escolar nació en la anterior legislatura con el objetivo de mejorar el éxito escolar de nuestros alumnos de primaria. Este programa llegó a dar servicio en todos los centros públicos de la ciudad y alcanzó a un total de 7.000 usuarios al año con un coste por usuario de unos 87 euros anuales (por un total de 610.000 euros anuales). El programa incluía clases de refuerzo en los colegios, talleres de técnicas de estudio para alumnos de secundaria y para padres y madres y apoyo a las AMIPAS de los centros para organizar actividades extraescolares.

En 2011, el PP lo sustituyó por el denominado programa PRISE que pasó a depender de los servicios sociales y se restringió solo a alumnos en situación de riesgo de exclusión, en algunos centros de la ciudad. En el 2012 el programa no se impartió durante los meses de enero, febrero y diciembre. Se impartieron  13 talleres a un total de 195 alumnos en todo el año, con un coste de 59.980,67€, lo que supone un coste medio de mas de 300 euros por niño al año. En el 2013, la media de alumnos (según la información facilitada por el equipo de gobierno) atendidos por el PRISE ha sido de unos 318 y la cantidad  presupuestada ha sido de 103.000€ lo que da una media de coste de alumno al año de 323€ por niño.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.