Calvià 2000 demanda al Ayuntamiento de Andratx

El PSOE de Calvià ha denunciado otra de las “nefastas” decisiones del actual equipo de gobierno del PP así como de la dirección de Calvià 2000, encabezada por el ex miembro de UM, y ahora del PP, Joan Thomàs.

El motivo no es otro que la inminente presentación de un contencioso administrativo contra el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ajuntament de Andratx, que declara la no conformidad de una de las facturas emitida por la empresa municipal Calvià2000, por la recogida selectiva que gestiona en dicho municipio, por un valor de 31.121 €, y que vendría a compensar la diferencia entre costes de la recogida efectuada y los ingresos de su venta. Así se aprobó este martes 7 de enero en un Consejo de Administración de la empresa Calvià 2000.

Cabe recordar que en el pleno de Calvià del mes de junio del 2012 se aprobó un convenio con el Ajuntament de Andratx, mediante el cual la empresa Calvià 2000 asumía la recogida selectiva del municipio de Andratx. Según la portavoz municipal del PP y presidenta de la empresa Calvià 2000, Cristina Tugores, en ese mismo pleno, esta decisión no supondría “ningún coste para el Ayuntamiento de Calvià”.

Los socialistas ya denunciaron en el pleno que con esta afirmación de la portavoz popular “se ocultaba la verdad” pues el escasísimo informe económico no sumaba como gastos los costes propios del servicio en temporada baja “pues se realizarán con los recursos ya disponibles de Calvià 2000”, pero no contemplaba que esos recursos existían porque los pagaban los calvianers con sus elevadísimos recibos anuales. “Es increíble que se justifiquen diciendo que no nos cuesta más, ¿pero no entienden que el personal, los camiones, los contenedores, la gasolina, etc… ya los pagamos los calvianers?” afirmaba en aquel momento el portavoz socialista, para añadir: “Exijan a Andratx una compensación económica por este trabajo, pues con este convenio estamos recogiendo “gratis total” en Andratx lo que en Calvià pagan carísimo todos sus vecinos”. Pero Onieva y su equipo de gobierno lo evitaron.

Con la renovación de dicho convenio en mayo de 2013, el PSOE presentó una moción para evitar prorrogar en esas condiciones dicho convenio, pero una vez más, Onieva, Tugores y Juan Thomàs se salieron con la suya. Los socialistas afirmaban que “están tomando decisiones que perjudican a la economía de los ciudadanos de Calvià, sin aportarles ningún beneficio. No sabemos dónde quieren llegar. Que nos expliquen quién gana con este convenio”.

Ante esta situación, y ante la reiterada ausencia de informes económicos detallados y serios que justificasen el convenio, el PSOE de Calvià  presentó un contencioso administrativo contra dicho acuerdo, porque entendían que se vulneraba la ley de contratos del Sector Público, no suponía ninguna ganancia para el municio de Calvià, se ignoraba el precio por el servicio prestado, ya que no existía en ningún documento del expediente y los actuales gestores de la empresa municipal actuaban en perjuicio de la Sociedad con este convenio, al no atender a los principios de eficacia, eficiencia y control del gasto. Cuantificaron entonces los socialistas en cerca de 200.000 € el posible quebranto económico a Calvià 2000.

Según los socialistas la inoperancia y el absoluto descontrol del equipo de gobierno del PP obliga, una vez más, a los calvianers a asumir ahora el coste de un contencioso que se hubiera evitado si se hubieran atendido las propuestas socialistas, y que tiene pocas posibilidades de salir adelante pues la redacción del convenio no  recogía indemnización económica alguna. “¿Por qué ahora sí creen necesaria la compensación económica, como siempre defendimos nosotros? ¿Por qué la calculan sólo en 31.000 €? ¿En base a qué informe económico? Todas esas preguntas quedaron sin respuesta en el Consejo de admon. del martes. Y ahora a pagar un contencioso con el dinero de todos. Es inaudito, una auténtica chapuza impropia de un municipio como el nuestro”.

Pero además, a esta situación tan inaudita, se le suma la “estrecha” relación que existe entre ambos equipos de gobierno municipales, ya que la actual concejala responsable de Hacienda en el Ajuntament de Andratx, Estefanía Gonzalvo, es la “flamante” nueva directora de los Servicios Económicos del Ajuntament de Calvià, con retribución de directora de Área en Calvià, además de miembro del Consejo de Administración de Calvià 2000, con lo que el conflicto de intereses que se ha creado es mayúsculo.

Dicho de otro modo, la misma persona que se responsabiliza de los asuntos económicos en el Equipo de Gobierno Municipal en Andratx y que vota en contra de asumir el pago de dicha factura es miembro del consejo de Administración de la empresa municipal que decide interponer el Contencioso Administrativo contra el Ajuntament Andritxol. “Este equipo de gobierno de Onieva está perdiendo el norte y sumiendo al Ayuntamiento en un caos de improvisación y desgobierno” concluye Alfonso Rodríguez, portavoz socialista.

Ante todo ello los socialistas exigirán responsabilidades al alcalde Manuel Onieva, a la presidenta de Calvià 2000, Cristina Tugores y al exuemita, actual miembro activo del PP y gerente de Calvià 2000 Joan Thomàs.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.