Pedro Font apuesta de nuevo por competir sobre hielo en el Grandvalira Circuit

Tan fascinado quedó Pedro Font, el pasado año con las G Series BPA, que este año quiere repetir la experiencia y disputar todo el campeonato andorrano. Y es que a pesar del frío invernal, el ambiente que se respira en este certamen es muy cálido, y sobre todo muy jovial.

Hace poco más de un mes Pedro Font barajaba diferentes alternativas a sus planes deportivos de cara a este 2014 que acabamos de iniciar, y finalmente se decidía por el campeonato de velocidad sobre hielo. Una especialidad que le viene muy bien para seguir creciendo como piloto, y que a la vez es más fácil de preparar que, por ejemplo una prueba del nacional de rallyes, que implica unos reconocimientos y entrenamientos que te exigen bastante más tiempo.

Este fin de semana se inicia el campeonato con la disputa de las dos primeras series, la G1 en la tarde-noche del sábado y la G2 en la matinal del domingo. Pedro Font compartirá un Mini Cooper con el actual campeón de las G Series, Xevi Pons, por lo que ambos lucirán el dorsal 1 en sus puertas, el balear tendrá el 1B.

En 2013 el piloto mallorquín disputó varias pruebas de las G Series marcando algunos buenos registros, este año espera ser competitivo y poder luchar de tú a tú con los pilotos habituales de este campeonato. Además en la lucha por ser el más rápido en cada serie estarán algunos pilotos invitados de MotoGP.

Un gran equipo
En 2013 el piloto de Manacor participó en las G Series BPA de la mano del equipo catalán PCR Sport, un equipo joven, pero con una gran experiencia a sus espaldas. Pep Codinach, alma mater de esta estructura, ya se desvivió por sus pilotos el pasado año, ganando las G Series con Xevi Pons, y esta corta pretemporada ha puesto toda su experiencia en la adaptación del vehículo, un Mini Cooper que hasta la fecha ha disputado pruebas de tierra, y que ahora pasará a competir sobre hielo.

Una nueva montura
El año pasado el piloto manacorí compitió al volante de un Citroën C2 Proto, algo pesado para competir en este certamen, pero con el que aprendió a desenvolverse sobre esta superficie. Esta temporada 2014 el balear competirá al volante de un Mini Cooper, un coche, al que el equipo PCR Sport ha dedicado muchas horas para que también sea competitivo sobre las heladas pistas del Grandvalira Circuit, además de serlo sobre la tierra. En las instalaciones del equipo catalán se procedió a trabajar básicamente en dos apartados. Por un lado se adaptó la potencia del propulsor, procedente de un Mitsubishi Lancer Evo, rebajando la misma. El segundo quebradero de cabeza ha sido el peso del conjunto, que ha sido rebajado al máximo.

La competición
Las GSeries BPA, es una combinación de la conducción de rallyes y circuitos, con el añadido de que cada coche puede ser compartido por dos pilotos, por tanto un mismo dorsal, tiene el piloto A y el piloto B. Este hecho complica un poco más todo el evento de la carrera, de aquí que las GSeries BPA se pueden dividir en 3 partes:

  •  Los entrenamientos libres
  •  Las Series
  •  Las Finales

Las distintas competiciones se disputan en el Grandvalira Circuit que está situado a 2.400 metros de altura, en un enclave natural y turístico a 3 km de la localidad del Pas de la Casa en Andorra. Una instalación que gracias a su situación geográfica le confiere una excelente calidad de la superficie de hielo.

El circuito tiene mil metros de largo y diez metros de ancho, que combina una amplia recta con virajes de todo tipo, totalmente cubierto de hielo y nieve, un circuito que es todo un referente en el sur de Europa.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.