El Govern aprueba quitar los galardones de la Comunitat a los corruptos condenados

El Consell de Govern de este viernes ha aprobado los decretos que regulan la concesión de los Premios Ramon Llull y de las Medallas de Oro de la comunidad que recoge que estos galardones podrán ser retirados cuando la persona premiada sea condenada en sentencia firme por algún hecho delictivo.

Así lo ha explicado la portavoz del Govern, Núria Riera, quien ha indicado que esto entrará en vigor una vez que se haya publicado en el Boletín Oficial de Baleares (BOIB), lo que se producirá en unos días, ha respondido después de ser preguntada por la que se le concedió al Duque de Palma, Iñaki Urdangarin en el año 1998. “Si hubiese sentencia firme, se aplicaría”, ha contestado.

Estos premios tienen una naturaleza honorífica y son de carácter personal, intransferible y permanente, y la nueva redacción de los decretos pretende que la concesión de los dos premios sea “más transparente y participativa”.

De esta manera, por primera vez se recoge la creación en la Secretaría del Consell de Govern de dos libros de registro, a efectos de control de las Medallas de Oro y Premios Ramon Llull otorgados.

Además, se incluye un jurado para considerar y valorar las candidaturas a estas distinciones, que estará compuesto por un representante de cada Conselleria. El presidente del jurado podrá designar, además, a personalidades de reconocida competencia en relación con los méritos que se tengan que valorar, a fin de que asistan a las sesiones con funciones de asesoramiento, con voz y sin voto.

POSIBILIDAD DE PRESENTACIÓN DE CANDIDATURAS

Otro novedad de los decretos es que permiten presentar candidaturas a las administraciones públicas, a los órganos y entes públicos, asociaciones y organizaciones representativas de intereses económicos o sociales, y a las personas físicas o jurídicas, a título individual o colectivo. En relación con la administración autonómica, puede presentar candidaturas cualquier Conselleria, como también los entes que integran el sector público instrumental de la comunidad.

Así, se ha considerado pertinente derogar la normativa anterior y regular nuevamente la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma y el Premio Ramon Llull del Govern, y su otorgamiento.

El texto de ambos decretos incluye un artículo con el que se prohíbe a las personas, asociaciones o corporaciones, de cualquier naturaleza, el establecimiento de algún tipo de distinción que pueda coincidir o generar confusión en la denominación o forma con la distinción que prevé el decreto, algo que Riera ha explicado que se trata de una “previsión jurídica” para “proteger nuestras Medallas y evitar que hay confusión con otras”.

La Medalla de Oro es una distinción que tiene como objetivo honrar los méritos alcanzados, de manera individual o colectiva, para las personas físicas y jurídicas que se hayan distinguido por su trayectoria personal o profesional en defensa, promoción o fomento de las instituciones y de los intereses generales de la comunidad y la labor de las que haya tenido una proyección especial fuera del ámbito de las Islas.

El Premio Ramon Llull es una distinción que busca honrar y distinguir, de manera individual o colectiva, a las personas físicas o jurídicas que hayan destacado en Baleares por los servicios prestados en los ámbitos cultural, deportivo, jurídico, empresarial, cívico, humanitario, de investigación, de la enseñanza y lingüístico.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.