Acusan a Nadal de ser el responsable de las contrataciones irregulares de UM en el Consell

Eugenia Cañellas, exsecretaria técnica del exvicepresidente del Consell de Mallorca Miquel Nadal, quien este lunes ha declarado como imputada en la causa que investiga adjudicaciones y contrataciones presuntamente irregulares llevadas a cabo cuando Unió Mallorquina (UM) estaba al frente del Consell de Mallorca, ha apuntado hacia Nadal al subrayar cómo éste le dijo que “había empresas afines al partido” en las que personas de confianza de la formación tendrían “muchos puestos de trabajo”.

Cañellas, quien ya en el marco de otra causa apuntó que empresas proveedoras pagaron, con dinero público procedente del Consell, a agentes electorales de UM durante la campaña previa a las elecciones autonómicas y municipales de 2007, ha señalado que ella no se encargaba de las contrataciones y que actuaba a instancias de la secretaria de Nadal, Antònia Vidal, quien le dijo que “tenía que hacer” lo que le decía, tras lo cual, ha dicho, “no volví a preguntar”.

En concreto, la declaración de Cañellas, a cuya transcripción ha tenido acceso Europa Press, ha tenido lugar ante la jueza Ana Cameselle y la fiscal Ana Lamas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, que investiga la contratación de personas afines a UM en mercantiles que a su vez eran adjudicatarias del Consell, así como el presunto amaño, por parte de la institución insular, de varios negociados de los que resultó beneficiaria la empresa de informática Minser por hasta un total de 82.000 euros.

Durante su comparecencia, Cañellas ha exhibido un cuaderno en el que, según ha recordado, hacía las anotaciones que le encomendaban respecto a las empresas que concurrían a las convocatorias del Consell, afirmando que “las primeras anotaciones fueron las de Minser”. “Lo que hacía era pasar la documentación a Minser a instancias de Antònia Vidal, que era la secretaria personal de Nadal. Yo no hacía las contrataciones. Ejecuté órdenes y me limité a pasar la documentación”, ha defendido la imputada.

Según ha manifestado, Nadal le dijo que se dedicara “a la Secretaría general técnica de Vicepresidencia”, que gestionaba y tramitaba la documentación de las direcciones generales de ese departamento, si bien ha subrayado, en relación a las adjudicaciones públicas, que “desde el inicio del expediente hasta su conclusión, estaba tranquila porque pasaba por multitud de filtros”.

“Sólo tramitaba y devolvía la tramitación, y nunca elaboré ningún expediente ni elaboré ningún pliego de prescripciones técnicas”, ha remarcado en este sentido Cañellas quien, después de que le fuera exhibida una resolución administrativa con su firma, ha aseverado que rubricaba los pliegos “porque era un trámite más”.

En cuanto a la contratación de personas afines a UM, ha recordado que cuando la entonces secretaria de Nadal “quería que se contratara a estas personas, le llevaba el DNI y el curriculum a Minser y después les daba de alta”. En cualquier caso, ha asegurado desconocer a los contratados por quienes ha sido interrogada y que en ningún momento les pagó dinero en efectivo introducido en sobres. “Yo cumplía órdenes de Antònia Vidal”, ha insistido.

“NUNCA FUI CONSCIENTE DE QUE HICIERA NADA MALO”

Recordando finalmente que estuvo en ese cargo entre febrero de 2006 y mayo de 2007, Cañellas ha asegurado que hacía su trabajo “convencida de que lo hacía bien”, y que nunca fue consciente de que hiciera “nada malo”. La encausada ha señalado que ni antes de 2006 ni después de 2007 ha tenido ningún cargo político importante en la dirección de UM, sino que ha sido militante de base.

Cabe recordar que, en el marco de esta causa, fue decretada, en mayo del pasado año, prisión sin fianza para los dos exsocios de Minser que fueron detenidos por estas pesquisas, Juan Carlos Escuer y Gabriel Rivas, si bien fueron puestos en libertad un mes después.

Tanto Rivas como Escuer fueron interrogados por los tres contratos objeto de investigación: uno valorado en 22.000 euros y referente a la realización de un informe sobre la instalación en el aeropuerto de unos vídeos promocionales de los pueblos de Mallorca; otro sobre señales de tráfico en las carreteras y un último sobre los hábitos de lectura entre los jóvenes, estos dos últimos de 30.000 euros cada uno.

Precisamente, Escuer apuntó a Eugenia Cañellas como la persona que le indicó que presentase oferta a los tres negociados y recordó que a las convocatorias concurrieron otras dos mercantiles, tal y como establece la Ley de Contratos con la Administración Pública –que al menos tres empresas capacitadas para la ejecución del objeto del contrato presenten oferta–. La Fiscalía sostiene, sin embargo, que no hay constancia alguna de los informes por los que el Consell abonó estos fondos.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.