Baleares tiene menos bienestar y más paro por el “ahorro” del Govern

La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) ha criticado a la portavoz del Govern,Nuria Riera, por presumir de que el Ejecutivo autonómico ha logrado ahorrar 228,8 millones de euros en dos años con el Plan Estratégico de reestructuración de la Comunidad Autónoma, a costa de despedir a 2.891 trabajadores y de recortar el Estado del bienestar.

“El Govern se equivoca al considerar este ahorro positivo y al decir que el Plan Estratégico también tenía el objetivo de mejorar las condiciones laborales del personal público”, ha censurado la FSP-UGT, al tiempo que ha recordado que el ahorro del que el Ejecutivo se siente orgulloso ha supuesto más paro, un endurecimiento de las condiciones laborales de los trabajadores, la pérdida de derechos y el declive de la calidad de servicios públicos o, en algún caso, su desaparición.

La FSP-UGT ha echado en cara al Govern que detrás de “la fría y deshumanizada” reducción de 2.891 empleados públicos, hay “infinidad de historias personales con sus angustias y dramas por perder el sustento de su familia”.

Asimismo, el recorte de 34 millones de euros en personal sanitario ha provocado el aumento de las listas de espera, lo que encarece el servicio y pone en riesgo la salud de la ciudadanía, y el de casi 30 millones en docentes conlleva el descenso de la calidad educativa de las futuras generaciones del archipiélago.

En relación a la “racionalización de altos cargos”, la organización sindical ha subrayado que la defensa que hace el Govern de haber gastado cuatro millones de euros menos en nóminas de altos cargos que durante los dos primeros años de la legislatura anterior, contrasta con el incremento del 1,65 % de la partida destinada a altos cargos y del 13,66 % para los cargos de confianza presupuestado en las cuentas de 2014.

Por otro lado, el concurso de traslados en servicios generales ha producido una adjudicación de puestos de trabajo que afectará a unas 225 plazas de interinos que difícilmente se volverán a cubrir, ha considerado la FSP-UGT, que ha destacado que este recorte está avalado por la disminución de un 27,74% en la partida presupuestaria para el 2014 con respecto al año anterior, lo que supone un millón de euros menos en relación a 2012.

A esta pérdida de efectivos hay que sumar las 800 despidos en las empresas públicas, la mayoría de ellos sin indemnización, y los del Decreto de Movilidad Intraadministrativa, que no contó con el apoyo de la mayoría sindical con representación en la Mesa Sectorial y de cuya constitucionalidad ha dudado, incluso, la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas.

UGT también ha reprochado que la propia auditoria técnica de Recursos Humanos, realizada por el Govern, pusiera de manifiesto la falta de personal existente en la mayoría de Consellerías y en otras, un sobrante de efectivos insignificante.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.