Barceló acusa a Bauzá de estar obsesionado y de haber perdido los papeles

MÉS per Mallorca ha manifestado hoy su rechazo al borrador de decreto del Govern de José Ramón Bauzá que pretende regular la aplicación de la ley de símbolos. Este decreto limita aún más la libertad de expresión, y supone una injerencia en la autonomía municipal ya que los símbolos que hayan sido aprobados como “símbolos de interés local” por parte de los ayuntamientos (en cumplimiento de lo previsto en la ley) deberán ser autorizados por el Goveren.

 

Alcaldes y concejales de MÉS por Mallorca de toda la isla, junto con el coordinador general de la coalición y portavoz parlamentario del Grupo MÉS, Biel Barceló, han comparecido en rueda de prensa ante el Ayuntamiento de Inca, primer consistorio que aprobó la moción municipal para declarar la senyera y los lazos cuadribarrados como símbolos de interés local.

 

Jaume Alzamora, alcalde de Artà, ha afirmado que este decreto “acabaría con la capacidad de decisión que tienen los ayuntamientos sobre qué símbolos queremos tener en nuestros municipios”. Especialmente la senyera, “que forma parte de nuestra simbología tradicional”. Alzamora considera que la norma “no tiene ningún sentido, acentúa el carácter impositivo y represor del Govern”.

 

Biel Barceló ha explicado que “si la ley de símbolos ya atentaba contra la libertad de expresión, este decreto aún más. Es un decreto ilegal que no irá a ningún sitio, el Consell Consultiu lo tumbará porque aún restringe aún más el derecho fundamental a la libertad de expresión”. Además, Barceló considera que “demuestra la deriva autoritaria, enfermiza y obsesiva del Govern. El presidente Bauzá está obsesionado contra nuestros símbolos, contra nuestra lengua, contra la autonomía municipal, contra todo lo que ellos no pueden controlar. Bauzá ha perdido definitivamente el norte, ha perdido los papeles. Esta reacción a las declaraciones municipales de la bandera como símbolo de interés local es una declaración de guerra antimallorquina en toda regla”.

 

El portavoz de la formación de izquierda mallorquinista lamenta que “mientras el presidente está obsesionado con imponer su ideología y aniquilar su cualquier otra, es incapaz de dar soluciones a los verdaderos problemas de los ciudadanos, que siguen sufriendo la crisis, el paro, las dificultades de las pequeñas y medianas empresas … “.

 

Biel Barceló ha avanzado que MÉS per Mallorca planteará la “batalla política y jurídica que haga falta” contra este decreto. Asimismo, la coalición continuará con la campaña municipal a favor de la libertad de expresión y los símbolos propios, y añadirán a las mociones un punto para defender también la autonomía municipal frente a las injerencias del Gobierno.

 

La coalición anima a la sociedad civil a continuar expresándose con total libertad y respeto, tal como recogen los pactos internacionales de derechos humanos. “Es absurdo poner límites a la libertad de expresión desde el fanatismo y el autoritarismo, no se pueden poner puertas al campo”, dice Barceló.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.