Las primarias del PSIB serán abiertas a todos los ciudadanos y en septiembre

La dirección nacional no aplaude las abiertas en lugares tan pequeños como las islas, pero aceptará lo que el partido decida en Baleares. El Consell Politic del PSIB desoirá ese consejo e instaurará las primarias abiertas para demostrar “un cambio de mentalidad” y “cercanía al ciudadano”, aunque la decisión se demorará unos meses para “no enturbiar la campaña electoral” europea

 

Las cartas ya están sobre la mesa. El PSIB elegirá a su candidato a la presidencia del Govern mediante primarias abiertas en septiembre, tal y como pidió la delegación balear en la Conferencia Política del PSOE en noviembre y como habían instado en numerosas ocasiones desde la dirección regional encabezada por Armengol y por la que será su contrincante (veremos si la única) Aina Calvo.

 

El Comité Federal, reunido este sábado en Madrid y en el que ambas han estado presentes, ha dejado en manos de la federación balear la decisión de incluir a simpatizantes en las votaciones. Ahora se abre un panorama en el que las decisiones saldrán del Consell Polític del PSIB y la dirección nacional dará el visto bueno sin que se prevean cortapisas.

 

El Consell Polític se reúne el próximo sábado, pero allí no se va a tomar ninguna decisión sobre las primarias porque la dirección de Armengol quiere que se abra un periodo de estudio sobre cómo se van a realizar, una vez ya está decidido que serán abiertas a los ciudadanos. El aparato del PSIB no quiere tampoco que el juego mediático entre candidaturas enturbie la campaña electoral de las europeas del 25 de mayo. “Armengol no permitirá que Calvo le acuse de cerrar el partido a la ciudadanía y se apunte el tanto de la transparencia, la renovación de la política y esas cosas. Por eso, va a apoyar unas primarias abiertas que desde Ferraz nos dicen que son conflictivas en sitios tan pequeños como Baleares (porque pueden meterse empresarios y tal a controlar el partido, dicen). Ahora bien, habrá tiempo para todo. Las prisas no son buenas y la prioridad son las europeas. Luego ya hablaremos de las primarias durante cuatro meses”, sostiene un alto cargo del PSIB.

 

En definitiva, el Consell Polític, encabezado por Francina Armengol, pedirá en los próximos meses que pueda votar todo aquel ciudadano que quiera. En los próximos meses, no el sábado que viene. En este tiempo también se estudiará cuándo y cómo se realiza el censo de ciudadanos que quieran votar y con qué dinero se financiará el proceso. Este punto es importante porque el partido ha sufrido numerosas bajas en los últimos años y la situación económica no es precisamente boyante. Lo más probable es que se opte por un pago simbólico de todos aquellos que se apunten como votantes. En las nacionales de noviembre se han propuesto dos euros. Aquí podría llegar a cinco.

 

La dirección socialista balear pedirá consejo a la nacional sobre los métodos de unas primarias abiertas que son pioneras en el partido y que tendrán una experiencia piloto con las primarias adelantadas a este marzo en la Comunidad Valenciana. “Si no hay un descalabro que obligue a cambiar de opinión, Ferraz permitirá lo que le propongamos desde Baleares. Primarias abiertas.

 

Con toda la propuesta sobre la mesa llegará la dirección balear al Comité Federal de junio en Madrid. Será entonces cuando se pondrá día a las primarias regionales de septiembre.

 

Más allá de la elaboración del censo electoral, durante el verano se abrirá el periodo oficial de candidaturas (aunque los candidatos –al menos Armengol y Calvo- ya están trabajando desde hace meses entre las agrupaciones). Quien quiera optar a encabezar la lista del PSOE a la presidencia del Govern balear necesitará avales. ¿Cuántos? Lo decidirá el Consell Polític. Será entre un 10 y un 20% de la militancia de las islas, cifrada en dos mil personas.

 

Y esto es todo amigos. La sensación de la delegación balear, en la que estaban tanto la secretaria general Francina Armengol como la aspirante a candidatura Aina Calvo, es que Ferraz ha permitido que cada territorio decida y no pondrá reparos a las primarias abiertas a la ciudadanía en las islas, algo que ambas han apoyado desde la Conferencia Política del partido en noviembre porque consideran que es “un paso histórico hacia la transparencia y participación en el partido”.

 

Armengol quiere que la lucha interna se postergue hasta acabadas las europeas, pero difícilmente se logrará. Calvo vuelve de Madrid confiando en que el Consell Polític se pronuncie cuanto antes sobre abiertas, censos, avales,…palabras que escucharan mucho durante este año, pero el reloj de la dirección balear mueve más despacio que ella su segundero. Al aparato (y probablemente al propio partido) no le viene bien una guerra de nueve meses.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.