La Fundación ASIMA dona cuatro toneladas de alimentos

Medio centenar de empresas de Can Valero y Son Castelló han aportado cuatro toneladas de alimentos no perecederos a la campaña solidaria de la Fundación ASIMA “Polígonos solidarios: suma y sigue”.

En un acto celebrado esta mañana en la sede de la Asociación de Industriales de Mallorca, el presidente de ASIMA, Miguel Bordoy, ha entregado a los responsables del Patronato Obrero, las Hermanitas de los Pobres y la Asociación Jovent diferentes partidas de kilos de alimentos que distribuirán directamente entre centenares de familias desfavorecidas.

Miguel Bordoy ha subrayado la importancia de que más de medio centenar de empresas asociadas a la Asociación de Industriales de Mallorca (ASIMA) y sus trabajadores hayan unido esfuerzos y contagiado ilusión para participar en esta campaña recogiendo alimentos para familias que atraviesan serias dificultades. “Ha sido un acto muy positivo ver como en el recorrido solidario organizado por la Fundación ASIMA con la ayuda de ASIMA, los empresarios y trabajadores mostraban su sensibilidad por la delicada situación de muchas personas que se encuentran en paro o que atraviesan serias dificultades”, ha explicado Bordoy, al anunciar que esta iniciativa se volverá a repetir el próximo año.

“Los empresarios queremos estar cerca de los que más lo necesiten y queremos apostar por proyectos sociales”, ha enfatizado al recordar que “el lema de la FUNDACIÓN ASIMA no es otro que creer que juntos, somos más. Nuestro objetivo es ayudar a crear un entorno empresarial más solidario y justo”.

Tanto la presidenta del Patronato Obrero San Josep Obrero, Margarita Ferragut; como el rector de Sant Josep del Terme y presidente de la Asociación Jovent-Sa Indioteria, Tomeu Suau; como la madre superiora de Hermanitas de los Pobres, Sor María Pilar Fernández, han agradecido el esfuerzo realizado para que “esta ola de solidaridad que ha recorrido Can Valero y Son Castelló se hiciera realidad. Es gratificante ver como entre todos podemos conseguir ayudar a las familias que lo están pasando muy mal, poniendo un poquito cada uno de nuestra parte”.

El medio centenar de empresas y trabajadores asociados a ASIMA han aportado kilos de alimentos no perecederos, como aceite, arroz, azúcar, legumbres, conservas, preparados infantiles o pasta entre otras; e incluso juguetes, que se distribuirán directamente a las familias.

La directora de la Fundación ASIMA, Cristina Beascoechea, también ha dado las gracias a todas las empresas asociadas y a sus trabajadores por su colaboración y animó a seguir fomentando la solidaridad con los más desfavorecidos. “Solos no llegamos a ningún sitio. Todos nos necesitamos a todos y saber que nuestra ayuda llega a personas que lo necesitan, es muy gratificante y nos hace ser mejores como sociedad”, ha concluido Beascoechea.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.