El Ayuntamiento ayudará a la alimentación de 113 niños de Palma

El teniente de alcalde de Educación, Familia, Mayores e Inmigración, Sebastià Sansó, ha informado hoy sobre los datos del proyecto “Alimentació saludable. Cap nin sense berenar” dentro del marco del convenio establecido entre la Comisión educativa de Son Gotleu y la Fundación Ayuda en Acción en el periodo del curso escolar 2013-2014. La duración del proyecto es, por tanto , de septiembre de 2013 a julio de 2014.

 

“Alimentació saludable. Cap nin sense berenar” tiene una inversión prevista por parte de la Fundación Ayuda en Acción de 40.000 euros. Un total de 113 niños y niñas de los centros educativos de Son Gotleu, de 65 familias colaboradoras y participantes del proyecto reciben un panecillo y una pieza de fruta para merendar en el tiempo del patio cada día de la semana hasta final de curso. Son las propias familias que a través de un sistema de turnos rotatorios van a recoger las meriendas y las llevan a sus respectivos centros y se entregan a los alumnos.

 

El teniente de alcalde de Educación, Familia, Mayores e Inmigración, Sebastià Sansó, ha explicado que “el objetivo es mejorar la situación nutricional y de salud de los alumnos en riesgo social de los centros educativos de la barriada de Son Gotleu, incrementar las habilidades en alimentación saludable de las familias, así como dotar de los recursos adecuados a las familias detectadas con carencias en esta materia desde los diferentes servicios y agentes sociales que trabajan en coordinación en el barrio de Son Gotleu” .

 

Sansó ha recordado que la Concejalía de Educación, Familia, Mayores e Inmigración ha desarrollado este programa en cumplimiento del acuerdo de Pleno del Ayuntamiento donde se comprometía a garantizar las tres comidas básicas a todos los niños y niñas de Palma.

 

En el barrio de Son Gotleu la situación socioeconómica de la población se ha visto fuertemente agravada por la crisis, que está provocando impactos muy preocupantes en los centros escolares, y particularmente a los públicos. Junto a otras dificultades, se está registrando una reducción del 70%, aproximadamente, en el uso del servicio de comedor escolar. Este hecho ha despertado las alarmas sobre la situación nutricional de los niños y niñas de los centros escolares, ya que en muchos casos la comida en la escuela constituía una importante garantía nutricional.

 

Ante esta situación, la Comisión educativa de Son Gotleu, ha decidido reaccionar y buscar soluciones para asegurar la buena alimentación de los niños y niñas de la barriada con la colaboración de la Fundación Ayuda en Acción.

 

Fases del proyecto

 

En una primera fase, se propuso dar respuesta inmediata a las necesidades más urgentes de las familias con más necesidades proveyendo de merienda para todos con las que complementar las comidas familiares y promover hábitos saludables. De cara a una segunda fase, una vez realizados los estudios y diagnósticos oportunos y vista su viabilidad, se propone impulsar la creación de un servicio de cocina y comedor que dé servicio a todos los centros y que esté gestionado por la propia comunidad, asegurando así la calidad de los productos y de su elaboración.

 

La Concejalía, a través del técnico de intervención socioeducativa, se encarga del diseño y seguimiento del proyecto, coordinación de la comisión mixta de seguimiento de la situación de los alumnos y de las familias. También apoya a los centros educativos en las líneas de participación e implicación de las familias en el proyecto, realiza el análisis de los datos recogidos, creación de canales de comunicación y coordinación efectivos entre los servicios y agentes sociales participantes, promoción de diferentes actividades con familias relacionadas con la alimentación saludable, además de mantener una línea constante de coordinación con los profesionales de Fundación Ayuda en Acción.

 

Identificación de las familias con necesidades en esta materia

 

Durante los meses de septiembre y octubre de 2013, los tutores de los centros educativos de Son Gotleu (CEIP Joan Capó, Gabriel Vallseca, Es Pont y IES Josep Sureda i Blanes) han detectado niños, niñas y familias con esta dificultad, que han sido derivados a través de los equipos directivos a la comisión mixta de valoración establecida por el proyecto, constituida por: Centro Municipal de Servicios Sociales Levante Norte, Cáritas, Centro de salud de Son Gotleu, los equipos directivos de los diferentes centros educativos, los PTSC de la Consejería de Educación de las centros educativos mencionados y el técnico de intervención socioeducativa, con el objetivo de participar del proyecto.

 

A continuación, la comisión mixta realizó una revalorización cuidadosa de todos los niños y niñas derivados y de sus familias y una comparativa de datos de las situaciones familiares y de los recursos entre servicios implicados que atienden a las familias. Esta comisión mixta hace un seguimiento continuado mensual de los alumnos y familias participantes, además de los espacios de coordinación ya existentes entre servicios en el barrio.

 

Posteriormente, las familias colaboradoras firman una autorización para que sus hijos / as reciban la merienda pactada y un compromiso de participación en el proyecto.

 

El proyecto busca favorecer, implicar e incrementar la participación de las familias en el proceso socio de sus hijos, por lo tanto, no serán sólo los beneficiarios de los recursos, sino que forman parte activa del proyecto, a través de la participación en reuniones, en la organización del sistema de recogida de meriendas y en otras actividades relacionadas con la adquisición de competencias en alimentación saludable.

Por lo tanto, 65 familias de los centros educativos de Son Gotleu, escuelas, servicios municipales, y agentes sociales trabajan conjuntamente con la Fundación Ayuda en Acción para mejorar la alimentación saludable de niños y niñas que lo necesitan.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.