Los comercios de Mallorca se sienten defraudados por las rebajas

El 41 por ciento de los comerciantes minoristas de Mallorca que de diciembre a enero han participado en el actual modelo de rebajas liberalizadas han vendido menos que en el primer mes de la campaña de rebajas de invierno de 2013, mientras que un 42 por ciento sostiene que ha mantenido sus ventas y tan sólo un 17 por ciento ha experimentado una alza en su volumen de negocio.

Cuatro de cada diez comerciantes encuestados afirman que vendieron más en las rebajas del año pasado.

Así lo señala una encuesta realizada por PIMECO entre el comercio de la confección, el calzado y los complementos de la isla, y en la que se destaca que los malos resultados de las rebajas rompen con las buenas expectativas que expresaron los comerciantes al inicio del mes de enero.

Respecto a esto, la patronal recuerda que un 21 por ciento de los comerciantes creía que en la presente campaña de rebajas iba a superar las ventas del 2013, frente a un 64 por ciento que esperaba vender lo mismo y un 15 por ciento que ya anticipaba una caída en sus ventas.

Al inicio del mes de enero tan sólo un 15 por ciento esperaba un descenso de sus ventas.

Ante estos resultados, PIMECO recuerda que este ha sido el primer año que los comerciantes han podido iniciar sus rebajas de invierno durante el mes de diciembre, lo que ha provocado unas rebajas “marcadas por su poca intensidad y por la confusión de los comerciantes y de sus clientes”.

De hecho, un 58 por ciento de los comerciantes minoristas encuestados reconoce que inició sus rebajas durante el mes de diciembre o a principios del mes de enero, mientras que el 42 por ciento afirma que esperó al 7 de enero, fecha en la que tradicionalmente comenzaba la campaña de rebajas de invierno.

A la pregunta de, si en general, las rebajas han cumplido con sus expectativas, un 25 por ciento de los comerciantes sostiene que sus previsiones se han cumplido. Paralelamente, del 75 por ciento que han visto defraudadas sus expectativas, un 34 por ciento achaca la situación a una escasa afluencia de clientes, mientras que el 66 por ciento restante culpa a la poca disposición de compra de los mismos.

Sobre esto último, PIMECO remarca que en la campaña de rebajas del 2013 la explicación que dieron los comerciantes insatisfechos con sus ventas fue contraria a la de este año, ya que un 33 por ciento culpó a la poca disposición de compra de sus clientes y un 67 por ciento a su escasa presencia.

Por lo que se refiere al tipo medio de descuento ofrecido por los empresarios del comercio respecto al primer mes rebajas del 2013, un 28 por ciento afirma haber aplicado una mayor rebaja a sus productos y un 72 por ciento dice que el porcentaje de descuento ha sido igual o similar.
De cara a las próximas semanas de rebajas, la mitad de los comerciantes espera que sus ventas caigan, un 41 por ciento cree que venderá lo mismo y un 8 por ciento confía en mejorarlas.

PIMECO concluye su informe advirtiendo que, de momento, la campaña de rebajas no está cumpliendo las buenas expectativas que había despertado, si bien el nuevo escenario que arroja el actual modelo liberalizado obliga a esperar al mes de marzo para presentar una valoración más precisa del alcance real de estas rebajas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.