Rafa Nadal: “Me voy a casa tranquilo por darlo todo”

No fue la final que esperaba Rafa Nadal en el Abierto de Australia ante Stanislas Wawrinka. El español no pudo jugar a 100 por cien por un dolor en su espalda y así perdió en cuatro sets su cuarta final en Melbourne.

“Sentí molestias en la espalda desde el principio, en el calentamiento”, comentó Nadal. “Comencé a sentirme peor en el final del primer set. Luego en el inicio del segundo fue el momento clave cuando sentí un mal movimiento con el primer servicio, se puso muy mal”.

“Pero no es momento de hablar de eso, es momento de felicitar a Stan. Está jugando increíble. Merece ganar el título. Estoy muy feliz por él. Es un gran tipo y un gran amigo. Estoy muy feliz por él. Sólo queda felicitarlo por todo. Tuvo un gran año pasado y ahora empezó con dos títulos, es fabuloso”.

Aún cuando las señales indicaban que el No. 1 del mundo se retiraría tras ceder el segundo set, Nadal no se dio por vencido e incluso logró forzar un cuarto set, aunque de todas formas sufrió su primera derrota en 13 duelos ante el suizo.

“Lo último que quería hacer era retirarme. Odio hacer eso, especialmente en una final. También es difícil ver que trabajas muy duro para llegar acá y no te sientes en condiciones de dar lo mejor”, explicó Nadal.

“Estoy feliz por cómo llegué a la final, jugué bien en los momentos correctos. No puedo decir nada negativo. Estoy orgulloso de mi actitud hoy en la pista y en las dos últimas semanas. Cuando alguien da todo en cada momento en la pista, nadie puede decir nada, ¿no? Me voy a casa tranquilo por darlo todo”.

A pesar de ganar el título en Melbourne en 2009, Nadal reconoció que ha sido un torneo complicado para él, considerando que en 2006 y 2013 no lo pudo disputar por lesión. “Es un torneo donde he tenido problemas físicos en mi carrera y es algo doloroso. Pero es parte de la vida. Es parte del deporte, no es el fin del mundo. Es simplemente otro momento duro, no es el primero”.

“Estoy feliz por haber disfrutado muchos más momentos felices que difíciles”, aclaró el mallorquín. “En el final es un deporte de victorias. La gente recuerda los triunfos no las derrotas. Es una noche difícil porque me sentía listo para competir bien, pero pasará en algunas semanas. Seguiré jugando, entrenando duro y disfrutando del tenis”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.