Jaume March recurre su suspensión como director del IES Marratxí

El ya ex-director del IES de Marratxí, Jaume March, ha presentado un recurso contencioso administrativo por vulneración de derechos fundamentales en el cual pide el levantamiento de las medidas cautelares decretadas por la Conselleria de Educación que lo ha suspendido de su función directiva por un máximo de seis meses.

March, ha interpuesto este recurso con el apoyo de los servicios jurídicos de la Federación de Enseñanza de la UGT (FETE-UGT) y ha explicado que pide la protección jurisdiccional por una vulneración del artículo 24.2 de la Constitución, relativo al derecho a la presunción de inocencia; del artículo 24 sobre la tutela general efectiva y prohibición de indefensión y del artículo 25.1, que expresa el derecho a no ser sancionado por ilícitos administrativos que, en el momento de la incoación, no constituyen infracción.

Además, los servicios jurídicos de FETE-UGT presentarán alegaciones a la instrucción de este nuevo expediente.

March defiende en su recurso que el expediente que abrió a la que era alumna de la IES Marratxí para grabar al cap de estudis dentro del centro entraba dentro de sus funciones como director y, por lo tanto, no se lo puede suspender de sus funciones por este hecho.

“Se están extralimitando al interponer medidas cautelares”, ha dicho March, el cual ha censurado el comportamiento de la Conselleria con él y los directores de Maò, también expedientados porque las sanciones dictaminadas posteriormente han sido inferiores a las medidas cautelares.

El ex-director del IES Marratxí ha añadido que parece que la Conselleria “quiere castigar a aquellos centros que tienen mejores resultados académicos”.

La secretaria general de FETE-UGT, Maria Alarcón, que ha acompañado a March durante la rueda de prensa, junto con el máximo responsable de UGT, Manuel Pelarda, ha recordado que la Junta de Personal Docente está estudiando la interposición de una querella contra los responsables de Educación por prevaricación.

Alarcón ha insistido en que la UGT da el máximo apoyo institucional y jurídico a Jaume March como afiliado y miembro activo del Comité de FETE UGT, porque “la Admnistració está utilizando su poder para sancionar los empleados públicos con el objetivo de coaccionar y silenciar al personal docente”.

Por su parte, Pelarda, ha ampliado el apoyo de la UGT a todo el personal docente que se “sienta perseguido” por las decisiones “políticas” del Govern balear.

“Es inconcebible que en el siglo XXI se tomen represalias en el ámbito educativo contra los docentes que están educando los futuros dirigentes de esta tierra, no es propio de una democracia”, ha
remarcado el secretario general de UGT en las Islas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.