Las ausencias de Nadal y Ferrer marcan el inicio de la ‘era Moyá’ en la Davis

Carlos Moyá debutará este viernes como capitán de la selección española de la Copa Davis con una dura y complicada eliminatoria de primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis ante Alemania, a la que se mide sin Rafa Nadal y David Ferrer y con la dificultad añadida de jugar a domicilio.

La rápida pista cubierta del Fraport Arena de la localidad germana de Frankfurt será el escenario de este inicio de la ‘era Moyá’, nuevo extenista de la ‘Armada’ que coge las riendas del equipo tras los pasos de Albert Costa y Alex Corretja y que tiene como primer objetivo evitar un ‘play-off’ por la permanencia, al que España se vio condenado ya en 2013 tras caer ante Canadá en un duelo con ciertas similitudes al que se inicia mañana.

Pero la tarea parece complicada para el balear, ganador de la competición como jugador en 2004 en Sevilla ante los Estados Unidos y que ha otorgado el favoritismo a su rival. A un cruce difícil se une el hecho de la superficie elegida por los anfitriones, el factor local que siempre es clave en esta competición y la ausencia de los mejores jugadores del ranking.

Moyá, como ya le sucediera a su antecesor, no podrá contar con Rafa Nadal. El número uno, tras muchos años de sacrificio, ha aparcado la Copa Davis en su calendario y ya renunció a esta eliminatoria mucho antes de lesionarse en la pasada final del Abierto de Australia. Su baja merma a un equipo que tampoco podrá contar con su otro gran valor, el alicantino David Ferrer que, tras darlo todo en 2012, cuando lideró al equipo a la final ante la República Checa, se tomó un descanso en 2013 y, de momento, en 2014.

El nuevo capitán tampoco puede contar ni con Nicolás Almagro, que había cogido galones con Corretja, pero que está lesionado, ni con Tommy Robredo, el cuarto de la ‘Armada’ en el ‘top 20’, por lo que ha tenido que recuperar a Feliciano López, ausente desde la final de 2011, y convocar a Roberto Bautista, brillante en este inicio de año y que hará su debut.

El toledano y el castellonense han sido los elegidos para los individuales, y será el de Castellón de la Plana el encargado de abrir fuego y buscando ofrecer el tenis que le hizo ser protagonista en el Abierto de Australia, donde fue octavofinalista cayendo ante el búlgaro Grigor Dimitrov, pero dejando en su camino a un favorito como el argentino Juan Martín del Potro.

Bautista tendrá que templar sus nervios y buscar trasladar la presión a los alemanes frente al siempre complicado Philipp Kohlschreiber que, sin embargo, sale de una lesión muscular y que ejerce de número uno porque Carsten Arriens ha reservado al veterano Tommy Haas, que también acaba de superar un problema físico para el dobles.

Después, será el turno de Feliciano López. El toledano ya ha librado muchas otras ‘batallas’ en la Davis, logrando puntos claves como en 2004 en Brno ante Tomas Berdych, en la final de 2008 de Mar de Plata ante Juan Martín del Potro, o en los cuartos de final de 2011 ante Mardy Fisch en Austin, victorias todas ellas en ‘indoor’, un aval para medirse a Florian Mayer, un duelo sin duda marcado por el primer partido como siempre.

El objetivo de España es el de llegar al sábado sin urgencias, confiando en la nueva pareja de dobles, los ‘maestros’ Fernando Verdasco y David Marrero. El madrileño y el canario, también debutante, cogen el relevo de Marcel Granollers y Marc López, la pareja de Alex Corretja, e intentarán dar un punto siempre clave frente, en principio, a Haas y Daniel Brands, un dúo a su alcance y en el punto que se presenta como más ‘sencillo’.

En la estadística, Alemania domina los enfrentamientos contra los españoles por 9-6, aunque ha perdido los tres últimos, uno de ellos, el de 2004, disputado en una pista similar en Bremen y saldado con victoria visitante por 1-4 con un equipo formado por Nadal, Ferrer, Verdasco y ‘Feli’.

FEDERER Y MURRAY, EN ACCIÓN; DJOKOVIC Y DEL POTRO, FUERA.

Del resto de eliminatorias de la primera ronda, la República Checa, ganadora los dos últimos años, se mide en casa con Berdych y Stepanek a Holanda, aunque la noticia es la sorprendente participación a última hora de Roger Federer. El de Basilea podría situar la Davis en su calendario por primera vez en mucho tiempo y formará un potente dúo con Stanislas Wawrinka, reciente ganador del Abierto de Australia, para la visita a una Serbia sin Novak Djokovic.

También ha apostado por esta competición el escocés Andy Murray, que liderará a Gran Bretaña a una complicada visita a los Estados Unidos, mientras que Argentina, sin Del Potro, recibe a Italia, y Francia, con todas sus figuras, hace lo propio con Australia.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.