UGT califica de “farsa” la negociación de la nueva Ley de Función Pública iniciada por el Govern

La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) se ha levantado esta mañana de la reunión convocada por el Govern balear con los sindicatos más representativos de los empleados públicos –UGT, CCOO, FSES, STEI y CSIF– para “negociar” la nueva Ley de Función Pública por no querer participar en una “farsa”.

Para la FSP-UGT, el calendario planteado por el Ejecutivo autonómico para abordar con las fuerzas sindicales esta nueva normativa, que afectará a más de 45.000 empleados públicos, es “inasumible” ya que se pretende concluir la negociación en quince días con dos reuniones semanales.

Este calendario implicaría cuatro reuniones para tratar un total de 261 puntos: 219 artículos,19 disposiciones adicionales, 18 transitorias y 5 finales.

“Esta dinámica de negociación conllevaría que en cuatro reuniones de cinco horas de trabajo efectivo cada una se tendrían que abordar los 261 puntos en un total de 1.200 minutos. Por tanto, tendríamos una media de poco más de cuatro minutos para intervenir cinco organizaciones sindicales y escuchar la réplica de la Administración”, ha explicado la FSP-UGT.

Durante la reunión de hoy, la FSP-UGT ha expuesto al Govern balear que la negociación de Ley de Función Pública que afecta de manera directa al personal de Servicios Generales, Educación, Sanidad y entes Instrumentales y de manera indirecta, al personal de las entidades locales de Baleares no puede reducirse a cuatro reuniones con las organizaciones sindicales que ostentan su representación legal.

Por ello, la FSP-UGT ha propuesto iniciar los trabajos de negociación de la normativa sin fecha límite de finalización, sin prisa pero sin pausa, con el “firme objetivo de alcanzar un acuerdo satisfactorio para las partes que posibilite su tramitación en la actual legislatura”.

Si el Govern no atiende esta petición, la organización sindical no participará en ninguna reunión más sobre la Ley de Función Pública convocada por el Govern balear, realizará sus aportaciones a la norma mediante el proceso de alegaciones y mantendrá encuentros con todos grupos parlamentarios para hacerles llegar sus planteamientos.

La FSP-UGT ha recordado a la Administración que lleva más de dos años reclamando el inicio de la negociación de la Ley de Función Pública y que lo único que se ha modificado durante este tiempo han sido los requisitos de catalán y la movilidad intra-administrativa mediante la imposición de decretos ley.

La organización sindical ha insistido en que la Consellería de Administrativas Públicas no ha sido capaz de alcanzar un solo acuerdo con las fuerzas sindicales que representan a su personal en los tres años de legislatura, por lo que ha quedado ya patente “su nulo talante negociador y la falta de respeto” a un derecho fundamental como es el de la negociación colectiva.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.