Valls: “No podemos hacer urbanismo a la carta para conceder la licencia al Casino”

El Consejo de Gerencia de Urbanismo ha aprobado hoy el informe que deniega la posibilidad de instalar el casino en el Teatro Bingo Balear, por incumplir la Ordenanza de Usos del Centro Histórico, después de que un informe técnico y otro jurídico del área municipal de Urbanismo coincidan en denegar esta licencia. El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls, ha explicado que “la realidad jurídica y técnica nos llevan a este impedimento”.

En concreto, el informe que deniega la posibilidad de instalar el casino en el Teatro Bingo Balear se basa en tres elementos fundamentales: la contigüidad de viviendas, las dimensiones de más de 300 metros y no poder ofrecer aparcamiento en el mismo edificio .

Estos aspectos llevan a los técnicos a asegurar que el proyecto “incumple por completo la la Ordenanza de Centro Histórico” y ya ni entran a señalar deficiencias subsanables. Además, la contigüidad de viviendas en el edificio también incumple la ordenanza reguladora de horarios y ruidos OREHO vigente en Palma.

El Teatro Bingo Balear cuenta actualmente con una licencia de Bingo del año 1987, posteriormente en 1990 pidió una adaptación al reglamento de espectáculos que no se le concedió, y en 1999 solicitó una ampliación de la actividad, con la Ordenanza del Centro Histórico vigente, que tampoco se concedió. El promotor, por lo tanto ” era conocedor de la vigencia de esta ordenanza municipal”, ha afirmado Jesús Valls.

El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, ha asegurado que “es una mala noticia que no se hayan adecuado las cuestiones urbanísticas para permitir que se pueda realizar esta importante inversión en el centro de Palma, que hubiera creado puestos de trabajo y dinamizado el centro histórico”, pero ha añadido que “es responsabilidad del promotor cumplir con los parámetros urbanísticos que permitirán la instalación del casino en el Teatro Bingo Balear”.

En relación a la posibilidad de modificar la Ordenanza, el responsable de Urbanismo y Vivienda , ha manifestado que “el Ayuntamiento no puede hacer urbanismo a la carta, ni cambiar la Ordenanza para conceder una licencia, por importante que ésta sea, porque el interés general nos lleva a proteger y garantizar valores que como la seguridad en la evacuación, el descanso preponderante de los vecinos, o el tema de los ruidos, que la vigencia de la ordenanza pretender proteger”, de manera que cualquier revisión técnica de la normativa debe salvaguardar estos valores.

Jesús Valls ha recalcado que en este caso “no existe margen de discrecionalidad para el Ayuntamiento de Palma”, dado que, como ha recordado, la concesión de esta licencia se trata de un acto reglado, por lo que “si cumple todos los parámetros, la licencia no se puede no conceder y si cumple, se debe obligatoriamente conceder”.

El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls, ha apelado a la responsabilidad de los promotores, “en relación a que se han creado ciertas expectativas sobre que este casino se abrirá” y ha asegurado que el Ayuntamiento ha actuado con ese sentido de la responsabilidad, en tanto que ha comunicado cuanto antes el resultado “negativo e impeditivo” de la propia Ordenanza para esta actividad de casino.

Valls ha asegurado que es habitual en proyectos importantes en la ciudad, que los promotores vayan a la Gerencia de Urbanismo, para contrastar y conocer las dificultades para poder canalizar su proyecto y que obtenga las preceptivas licencias, pero que en este caso no se ha producido, de manera que hasta ahora el Ayuntamiento no ha tenido conocimiento del contenido concreto del proyecto.

Valls ha recordado que, tras haber convocado el concurso para otorgar una segunda licencia de casino en Mallorca, el Govern Balear pidió a las Administraciones correspondientes (Ayuntamiento , Ayuntamiento de Calvià y el Consell de Mallorca, según cada uno de los tres proyectos concurrentes), un informe de idoneidad. Este informe de Cort, que según el Reglamento de Juego no debe ser un informe urbanístico, aclara que “cuando se conozcan las características concretas del proyecto, se emitirá informe sobre el aspecto urbanístico” , porque en ese momento los promotores aún no habían trasladado al Ayuntamiento de Palma el proyecto concreto.

El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls ha explicado que el Gobierno ha cumplido con la legalidad vigente, dado que en las bases del concurso ya se establecía que “declina toda responsabilidad en relación a las licencias, autorizaciones, concesiones o cualquier otro trámite administrativo que el adjudicatario deba obtener de cualquier otra Administración para la instalación y apertura del casino”.

Análogamente, el punto 12 de la resolución del concurso del Gobierno indica que “esta autoritzación se otorga sin perjuicio de otras licencias, autorizaciones, concesiones o cualquier otro trámite administrativo que el adjudicatario deba obtener de cualquier otra Administración para la instalación y apertura del casino de juego, la Conselleria de Economía y Competitividad declina toda responsabilidad al respecto, tal como prevé la base décima del concurso público”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.